Tú lo crees…¡Tú lo creas!

Coaching Organizacional

Naito López

[email protected]

El título sintetiza magistralmente una verdad absoluta en la vida de cualquier persona, y ello se debe a que la realidad es primero virtual y tiene directa relación con la forma en que cada persona interpreta esa realidad, y recién después tiene la capacidad de convertirse en realidad física.
Lo anterior permite concluir que existen dos realidades: una es la que funciona independientemente de ti, y otra que es la interpretación que tú haces de esa primera, y cuando defines una situación como real, pasa a ser real para ti en cuento a sus consecuencias.
Tus creencias son el punto de partida de todo lo que obtienes en la vida. Si crees que la gente es mala, vas a encontrar sospechosos en todos; si crees que el gobierno es ineficiente, vas a encontrar defectos en todas sus actuaciones; etc.
Al ser tus creencias elementos determinantes para los resultados que obtienes en la vida, pasa a ser extremadamente importante que desarrolles la capacidad de ser consciente cuando una creencia te desvía de los propósitos u objetivos que has trazado para tu vida.
Tu creencia pasa a ser el i-fotón que filtra e interpreta los acontecimientos cotidianos y le da dirección a tu vida.
Toda persona tiene creencias, y las considera correctas aunque obren en contra de sus genuinos y mejores intereses. De ésta manera la creencia selecciona la información que confirma su existencia y determina comportamientos que generan resultados que se adecuen a la misma.
Estando en una capacitación en el exterior, tuve oportunidad de escuchar el diálogo de la propietaria de una tienda con un hombre de negocios: ella decía que las ventas en marzo eran muy malas, y que eso era siempre así, y que por el contrario en diciembre eran excelentes.
El hombre entonces le preguntó si ella hacía algo especial en diciembre y ella respondió que decoraba primorosamente las vidrieras, repartía volantes, hacía promociones, contrataba gente capacitada para brindar buena atención a los clientes, ofrecía dulces y golosinas a los niños que acompañaban a sus madres, etc. Entonces el hombre preguntó…¿y por qué no hace lo mismo en marzo? Y la señora respondió “porque en marzo las ventas son muy malas”.
Cualquier cosa que tú decidas que es verdad…. automáticamente se convierte en tu verdad, y ésta es la forma cómo funcionan las creencias. Además ellas trabajan silenciosa y permanentemente, y su naturaleza memética determina que su principal propósito sea su perpetuación y reproducción infinita.
Las creencias buscan evidencias para soportarse a sí mismas y para encontrar situaciones que las apoyen. Una vez que ellas se han formado, todas las personas tendemos a suprimir o a tomar como excepciones los ejemplos que determinen lo contrario.
Algunos autores afirman que “las creencias son auto-justificadoras”, o sea que cuando crees algo inventas la manera de comprobarlo.
Trabajar con tus creencias es fundamental para obtener suceso en la vida, pues creer que no puedes será suficiente para invalidar o imposibilitar una acción, en cambio creer que sí puedes te movilizará a comportamientos que te encaminen a lo que pretendes alcanzar.
¿Tus creencias son de riqueza o de pobreza?, ¿de posibilidades o de limitaciones?, ¿de capacidades o de limitaciones? La única forma de descubrirlas es observando cuáles son los resultados que tienes ahora mismo en tu vida, pues esta observación como el hilo conductor te llevará a los pensamientos que originan esos resultados… o sea a tus creencias. Si las mismas te facilitan el logro de lo que quieres en tu vida, fortalécelas conscientemente y si no… elimínalas o modifícalas. Esto… cómo todo en tu vida… depende de ti.
Te espero en el entrenamiento de Autoconocimiento que comenzará éste viernes 24 a las 17 horas.
Feliz fin de semana.

También podría gustarte