“El dinero no alcanza y hay una gran desesperanza”

Mili Brítez daría un guiño a la suerte en la política

Nathalia Llerena

@LlerenaNathi

Los medios de comunica­ción han sido de los prin­cipales escaparates para cientos de figuras y talen­tosos comunicadores, sin embargo, son pocos los que lograron la proeza de per­manecer por varios años, imponer su propio estilo y ganarse el respeto de la au­diencia o los lectores.

Uno de ellos es sin duda, Milciades Brítez o Mili, como es conocido; quien nunca se detuvo ante los desafíos, asumió distintas facetas y demostró su ca­pacidad como profesional a lo largo de su trayectoria ganándose el respeto y el cariño de la audiencia, así como de las empresas del rubro que continúan apos­tando por su trabajo.

De allí, que desde 5días conversamos con él para ahondar un poco más so­bre sus inicios en el ámbito periodístico, sus proyectos actuales y los nuevos re­tos que se propone para el futuro, pues al parecer el nombre de Mili Brítez conti­nuará resonando en el país.

¿ACCIDENTE O DESTINO?

“Mi ingreso a los medios de comunicación se dio por ac­cidente o porque estaba en mi destino hacerlo. Empecé casi como un juego, a los 9 años, siendo ordenanza del diario HOY”, relató.

Permaneció en el diario por 17 años, y de la prensa escrita emprendió camino hacia la radio para luego incursionar en el mundo te­levisivo.

Con relación a su forma­ción, mencionó que toda su preparación periodística la recibió de grandes maestros del ámbito.

En cuanto a algún aconte­cimiento que marcó su ca­rrera, mencionó que tuvo la oportunidad de entrevistar a muchas personalidades, y resaltó la ocasión en que Hillary Clinton visitó el país y tuvo una breve charla con ella, burlando todo el sis­tema de seguridad. “Fue en el Palacio de López y fue la primera vez que estuve en la tapa de un diario”, detalló.

Con una vasta trayectoria en los medios- trabajó mu­chos años en radios de AM y FM, prácticamente en todas las emisoras. También en casi todos los canales de TV, exceptuando a Paravisión, según él mismo cuenta; Brí­tez hoy vuelve a su viejo ho­gar y se enfrenta a un nuevo desafío.

“Regresar a la radio -ahora estoy en Radio 1000 AM-fue como regresar a mi casa”, sostuvo.

Sobre su incorporación como conductor del progra­ma televisivo Cuestión de Peso indicó que es un “lindo desafío”.

“Es un programa que me permite aprender todos los días y desde donde se puede brindar suficiente informa­ción sobre la lucha contra la obesidad. Además, de entretener a la audiencia”, explicó.

VOCACIÓN DE  SERVICIO

Latente en su constante apuesta por el crecimiento a nivel profesional y per­sonal, en la última semana sorprendió con su afiliación al partido de la A, lo que marcó el inicio de una po­sible carrera en la política. Consultado sobre el tema, destacó que siempre supo que tenía vocación de ser­vicio.

“Me gusta preguntar, es­cuchar y ayudar. Eso fue desarrollando en mí una sensibilidad social”, expli­có.

Asimismo, indicó que esta faceta suya ya es conocida por quienes le siguen en radio, principalmente. Sin embargo, como farandu­lero de la TV siempre tuvo mayor repercusión. “Quizá por eso, recuerdan más esos programas y no los informes periodísticos que hice por unos años para Humberto Rubín, por ejemplo”, acotó.

Sobre la afiliación en es­pecífico, mencionó que esto le permitirá reencauzar esa vocación de servicio. “No sé cuál es el futuro que me espera, pero estoy conforme con la decisión que tomé”, aseveró.

Sobre una posible candi­datura, hizo hincapié en que es importante recordar que recién firmó la afilia­ción y no una candidatura. Aunque mencionó que en su intervención en la política no pide nada, ni trae falsas promesas o soluciones má­gicas.

“Sólo espero la posibilidad y la oportunidad de que me escuchen y ver lo que el par­tido y yo vamos a presentar como programas de trabajo, antes de prejuzgar”, aclaró.

“POLÍTICOS  OLVIDAN SU  DEBER CON EL  PUEBLO”

En un marco más general, acerca de la situación actual de la política en el país, en­fatizó que la política como tal es fascinante y son los políticos quienes toman de­cisiones erradas.

“Son los políticos los que están equivocados. Hay ex­cepciones, claro. Pero, una gran mayoría de ellos están muy desacreditados ante la opinión pública. Actúan en base a intereses personales o representando a un deter­minado grupo. Se olvidaron de que existe todo un país al cual se deben. Los últimos meses fueron un fiel ejem­plo de ello. Sucedió de todo y ellos sólo giraban en tor­no a la enmienda, como si no hubiese otros problemas importantes”, indicó.

INSUFICIENTE

Siguiendo por la misma línea, un tema que involu­cra a todos es la percepción acerca de la gestión del pre­sidente de la República, Ho­racio Cartes, que entre sus luces y sombras despierta posturas contrapuestas; para Brítez quizá partió con buenas intenciones, pero eso no es suficiente.

“Además, fue sensato al renunciar a la reelección. Quizá aún le queda tiempo para hacer cosas que bene­ficien al país y a la gente que lo eligió”, manifestó.

En lo referente a sectores que requieren de mayor atención por parte del go­bierno, citó a la seguridad y la educación como los prin­cipales.

“Se debe mejorar, en es­pecial, en la seguridad y la educación. Paraguay se convirtió en un país muy inseguro. Tenemos aún personas secuestradas y brotes de violencia en todas partes”, recordó.

“Asimismo, la educación está ‘aplazada’ en varias acepciones de la palabra. Se derrumban escuelas y colegios mientras conti­núan las promesas. Ade­más, se debe rever el plan educativo para no generar más idiotas funcionales”, afirmó.

“EL DINERO NO  ALCANZA”

Acerca de la condición eco­nómica, enfatizó que de la economía tendrían que ha­blar los expertos. Sin em­bargo, añadió que la gente vive como pobre en un país que parece pobre, siendo tan rico. Se habla de una macroeconomía, “pero de eso muy pocos entienden”.

“El día a día de la gente es desesperante. El dinero no alcanza y hay una gran des­esperanza”, finalizó.

También podría gustarte