Moody’s pone la mira en puntos flojos del país

La agencia de calificación Moody’s realizó un análisis crediticio sobre el Gobier­no paraguayo, en donde se observa las grandes dificul­tades que tiene que afron­tar el país y de superarlas ingresar al tan anhelado grupo de países con grado de inversión.

Los papeles emitidos en el exterior tienen actualmen­te una calificación de Ba1.

Este análisis crediticio es­tablece el perfil crediticio de Paraguay en términos de fortaleza económica, fortaleza institucional, fortaleza fiscal y suscepti­bilidad a eventos de riesgo, en los mismos Paraguay ha obtenido una calificación de bajo (+), bajo (-), alto (+) y moderado (+), en ese orden.

Los principales desafíos de Paraguay incluyen la dependencia económica de la agricultura, la volatilidad de su crecimiento y los in­dicadores de gobernanza en general débiles con relación a sus pares, a pesar de un historial de políticas ma­croeconómicas prudentes.

Para afrontar esto se debe buscar la diversificación de la estructura económica para evitar las cambios sus­ceptibles debido a factores exógenos.

Destacan, además, que puede darse una posible re­baja en la calificación, si es que el país sufre de un de­terioro marcado en los in­dicadores fiscales, así como un incremento sostenido de la deuda pública o un dete­rioro dentro de las cuentas externas y un crecimiento de la vulnerabilidad del ex­terior.

También podría gustarte