Estrategias para que las obras del metrobús no golpeen ventas

FRENTISTAS OPTAN POR LA RELOCALIZACIÓN COMO ESTRATEGIA PARA EVITAR EFECTOS

El polémico proyecto del Gobierno Nacional se está haciendo sentir cada vez más entre los comerciantes frentistas que están tomando la decisión de emigrar hacia otros polos comerciales para paliar los negativos efectos económicos de las obras del Metrobús en sus negocios.



PROBLEMÁTICAS
La mayor de las inquietudes que 5días pudo recabar de los comerciantes entrevistados es el usufructo de las veredas y espacios públicos, como estacionamientos para sus clientes. Entre otras controversias que giran entorno al mencionado proyecto están los inconvenientes logísticos causados por las obras como los desvíos, caños rotos, inconvenientes peatonales, falta de señalizaciones en obras, entre otros aspectos que resultan problemáticos para los comerciantes y la comuna en su conjunto.

Si bien el proyecto ocupa tres municipios en su vasta extensión, existe una ordenanza Municipal, en Fernando de la Mora, que establece que los comerciantes deben tener 5 metros de vereda para que los peatones circulen con tranquilidad, sin embargo, existe la posibilidad de que se pueda usufructuar el 50% de las mismas para otras funciones como colocar artículos, mesas, vehículos, etc.

La problemática gira entorno a este aspecto ya que la mayoría de los comercios, el 80% incumple con los requisitos para hacerlo en forma detalló el Intendente Municipal de Fernando de la Mora, Alcides Riveros que goza de buena aceptación por parte de los comerciantes entrevistados. Riveros expresó que el proyecto del Metrobús es del Gobierno Nacional y lo ejecuta el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) a través de la correspondiente licitación. “No se puede injerir en un proyecto del Gobierno explicamos a los afectados, ya que no es competencia nuestra”, indicaba Riveros insistiendo en que no es un proyecto que se pueda detener.


CIFRAS

Por otra parte, existe una cruda realidad sobre la Avenida Eusebio Ayala y Mariscal Estigarribia. Los comercios están emigrando y eligen polos comerciales como shoppings para contrarrestar los efectos del avance de las obras del Metrobús, proyecto que no previó el impacto o repercusión económica que tendría, primeramente sobre los comercios afectados y, por ende, no planteó medidas fiscales o subsidios para ayudar a los comerciantes a superar la situación. Según los datos consignados por la Municipalidad de Fernando de la Mora, hay un total de 286 inmuebles sobre la Ruta Mariscal Estigarribia, 1.173 locales comerciales y, por último, 15 empresas industriales. Dicho lo cual, empresas que trabajan sobre la venta directa eligen como principal estrategia mudar, al menos de momento, sus domicilios comerciales. Solo con el tiempo se sabrá si será de forma permanente.

Los locales afectados soportan roturas y otros inconvenientes logisticos frente a sus propiedades relacionadas a las obras del Metobus.

URBANISMO

El tema urbanístico, destaca el Decano de la Facultad de Arquitectura a 5días, el Arquitecto Ricardo Meyer, es muy claro en sus prioridades en los desarrollos, ya que coloca primeramente al peatón, después a los ciclistas, luego el transporte público, en cuarto lugar el transporte de cargas y en último lugar el vehículo particular. Es una cuestión de civismo, agrega, que señala que en todo país con buen diseño urbanístico los locales comerciales son duramente sancionados si ocupan espacios que son del peatón para sus beneficios particulares. Existen otras alternativas, que la ciudadanía debe saber y eso implica educación ya que se debe ser consciente que al ocupar espacio público de esa forma se pone en riesgo la seguridad de los peatones inclusive. Los estacionamientos particulares son una alternativa, aunque también está el hecho de que el transporte público es muy importante en cualquier ciudad del
mundo y por eso debe ser una opción válida para los ciudadanos.

COSTOS Y REACCIONES

5días consultó a una afamada empresa de locales comerciales sobre el impacto que tendría para sus finanzas ya que son frentistas en dicha área, a lo que respondieron que entienden que toda obra de este tipo genera molestias y trastornos durante su construcción, pero a la larga beneficia a todos; en este caso, a comerciantes y compradores porque mejora el transporte y aumenta el flujo de personas. El tránsito en nuestra capital está cada vez más caótico y el metrobús sería una de las formas de combatir este flagelo.

El MOPC inició a finales de noviembre del año pasado las obras del corredor central del Metrobús, correspondientes a la avenida Eusebio Ayala y la ruta Mariscal Estigarribia de 11,4 km (tramos 2 y 3), que fue adjudicado a la firma portuguesa Mota Engil por US$ 52 millones. El proyecto sería culminado en su totalidad para el mes de diciembre de 2018. El costo total estimado del proyecto Metrobús es de US$ 167 millones.

También podría gustarte