Capo de la droga encabeza negociaciones por bonos

Patricia Laya

El vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, convocó a los bonistas a una reunión en Caracas en tanto el país se apresta a reestructurar su aplastante deuda. Algunos piensan que la reunión podría hacerlos terminar tras las rejas.
El Aissami, sancionado por el Departamento del Tesoro de EEUU este año, a raíz de acusaciones de que supervisaba una red de contrabando de cocaína, es uno de los operadores políticos con mano de hierro del país.

SANCIONES
Ahora está a cargo de una delicada danza financiera en la cual los inversores y los fondos corren el riesgo de enfrentarse a la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de EEUU. No es solo que las sanciones estadounidenses prohíben a los ciudadanos estadounidenses recibir los bonos nuevos que Venezuela les entregaría como parte de la reestructuración, sino que El Aissami está catalogado como traficante de narcóticos conforme la Ley de Cabecillas del Narcotráfico. Los ejecutivos corporativos estadounidenses que tratan con él son pasibles de multas y procesos por hasta US$ 5 millones y 30 años de cárcel.

Las sanciones de EEUU prohíben a sus ciudadanos recibir los bonos nuevos que Venezuela les entregaría como parte de reestructura.

También podría gustarte