La educación paraguaya en su nivel más pobre

 La educación paraguaya está aplazada en todos los sentidos y en todos los nive­les. Lo dijo hace pocos meses el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en in­glés) en su reporte anual de Competitividad, la educación primaria paraguaya está casi al mismo nivel que Mozam­bique, Yemen u otros países que han sufrido guerras civiles o catástrofes natura­les. Para ser exactos nuestro país ocupa el puesto 124 en el ranking mundial de 137 países.

 

Ayer el Ministerio de Edu­cación y Ciencias publicó el informe del Snepe (Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo) donde en resumidas cuentas se refuerza lo comentado en el párrafo anterior, ya que los estudiantes de 3° grado, 6° grado, 9° grado y 3° curso, en su mayoría tuvieron un pun­taje por debajo de la media en la evaluación que incluía Matemática y Lengua Caste­llana y Literatura.

El motivo principal de la falta de educación en nuestro país se puede resumir rápi­damente en dos cuestiones: La primera en la pobreza, Paraguay es un país donde 1 de cada 3 ciudadanos vive en situación de pobreza y el principal motivo de deser­ción escolar es el hambre. Según cifras del MEC solo el 30% de los estudiantes logra culminar los 12 años de esco­laridad. Pero eso no es todo, al pasar al nivel universita­rio, solamente 1 de cada 10 logra culminar la carrera.

En el mismo sentido, Robert Cano, de Juntos por la Educa­ción, especificó que el pro­blema no solo se encuentra en el aula, sino también en el entorno donde se encuentra el niño.

Resaltó la importancia de la primera infancia para me­jorar estos números. Y que juntos con el MEC llegan a desarrollar varios proyectos que son exitosos, pero que necesitan que se expandan.

El ministro de Educación, Enrique Riera dijo que no hay tiempo para dar vueltas. “Hemos vimos retrocesos en matemáticas, pero mejoras en el sexto y en el tercer gra­do”, explicó.

Y se refirió al programa “Pienso, leo y aprendo”, que tuvo éxito en la primera in­fancia.

Sin embargo en Comunica­ción el 55% del niños del ter­cer grado se encuentran por debajo de la media. Lo que da a entender que los pequeños programas no logran retum­bar en grandes resultados.

El segundo motivo de la baja calidad educativa es la inver­sión en Educación como por­centaje del Producto Interno Bruto, ya que no ha llegado aún al 7% que recomienda la Unesco, en realidad está en la mitad actualmente. Pero llegar a destinar todo ese monto tampoco sería un logro, porque el MEC ha de­mostrado serias falencias a la hora de ejecutar.

 

A partir de aquí está la clave, que el gobierno se involucre en el trabajo de campo y lo­gre concretar los proyectos que por el momento están solo en los papeles.

También podría gustarte