Bitcoin no toca fondo en su desplome

Después de que el Bitcoin (BTC) alcanzará US$ 6.000 ayer, solo los más grandes y eficientes pueden mante­nerse a flote, pero incluso estos se están equilibrando al filo de la navaja, según un análisis de Gadfly.

A menos que sea un equi­po con las plataformas más rápidas compradas a pre­cios mayo­r i s ­tas (el 67% de toda la electricidad minera está en manos de cuatro grupos), es probable que esté per­diendo dinero. La carrera entre los participantes ha proporcionado un 40% más de electricidad minera en línea desde que los precios del BTC superaron los US$ 19.000 el 18 de diciembre. Eso se ha traducido en que el sistema de reequilibrio integrado en la moneda digital hace que sea un 51% más difícil completar un bloque, según datos de Blockchain.info.

Los mineros obligados a trabajar cada vez más arduamente por cada BTC han ignorado este requisito cre­ciente de elec­tricidad compu­tacional (que se ha multiplicado por 18 veces en 2 años) porque un aumento de precio de 21 ve­ces en el mismo período de tiempo hizo que el costo valiera la inversión.

Si el BTC se hubiera mantenido en su me­dia móvil de 50 sesiones de US$ 13.200, el minero promedio podría esperar registrar US$ 80 por se­mana en ganancias a los niveles actuales de com­putación (índice de hash) y dificultad. Esto se basa en la suposición muy genero­sa de que un minero está operando un equipo Ant­miner S9 de Bitmain Tech­nologies a 13,5 TH s (precio minorista US$ 2.320), uno de los sistemas más avan­zados disponibles, y que la ubicación está en China a precios mayoristas. Los equipos más antiguos ten­drán menores rendimien­tos y muchas de esas minas aún están en línea.

Si el precio no aumen­ta, el minero promedio se dispone a perder US$3 por semana a los niveles ac­tuales. Los grupos de mi­nería como Antpool (que probablemente estén com­prando sus minas a un pre­cio inferior al minorista) aún pueden estar ganando dinero, pero obtendrán rendimientos un 90% más bajos de lo que obtendrían a esa media móvil de 50 se­siones.

La única forma de que los mineros vuelvan a obte­ner ganancias sostenidas es que los precios del BTC aumenten o que algunos mineros apaguen las luces, reduciendo así la compe­tencia. La historia muestra que aunque esto último es posible, es poco probable. De hecho, aquellos que han gastado millones de dóla­res para construir sus ope­raciones mineras de BTC parecen estar aguantando, con la esperanza de que los competidores abandonen. Si eso sucede, piensan, los mineros más valientes se quedarán solos para dis­frutar del botín.

También podría gustarte