Argentina quiere competir contra Paraguay

Por José Zalazar

Un grupo de astilleros navales argentinos que en los últimos diez años habían emigrado a Paraguay y Brasil por falta de competitividad regresarán paulatinamente en los próximos meses a Argentina para instalarse en la Zona Franca Santafesina (ZFS) sobre la Hidrovía Paraná-Paraguay, donde se invertirán US$ 12,5 millones.
Así lo anticiparon a Télam, el presidente de la Cámara Santafesina de la Industria Naval, Miguel Ángel Álvarez, y el titular del concesionario Zofravilla -que opera la ZFS-, Guillermo Misiano.
Misiano explicó que “el éxodo comenzó hace diez años, cuando los astilleros argentinos se dieron cuenta que era más barato hacer el trabajo en Paraguay y en Brasil que en Argentina”.
“Históricamente, todo lo que eran reparaciones de la flota de la Hidrovía Paraná-Paraguay se hacían en Argentina, pero con el paso del tiempo las complicaciones económicas, impositivas y restricciones cambiarias hicieron que los astilleros se fueran del país”, indicó.

 

 

 
“Podemos salir a competir en mejores condiciones con los astilleros brasileños y paraguayos”, aseguró Misiano.

 

El también astillero paraguayo Guillermo Ehereke, señaló que se trata de una inversión modesta en relación a los grandes capitales que se invierten en el sector naviero pero por otro lado es una grata noticia ya que las embarcaciones paraguayas que por algún motivo se averiaban en aguas argentinas ahora podrán de nuevo ser asistidas en el vecino país.


“Se entiende que los argentinos quieran reactivar nuevamente el sector ya que fueron casi diez años de poca actividad”, manifestó.
La zona franca es un espacio de 57 hectáreas, ubicada entre la Ruta Provincial 21 y el Río Paraná, contiguo a la planta de Acindar, a 227 kilómetros de la capital provincial y cuenta con acceso ferroviario y portuario.

También podría gustarte