El 15% de los ganaderos tiene 90% del hato nacional

Yeruti Salcedo

La actividad pecua­ria nacional confi­gura en la actua­lidad un bastión poderoso de generación de trabajo y recursos.

Estos resultados llegan a la población a través de un abanico de activida­des, entre ellas fuentes laborales seguras para sectores vulnerables, en una dinámica que ofrece posibilidades de desarro­llo y lucha contra la po­breza.

El sector representa el 12,1% del PIB, emplea a más de 358.000 personas o alrededor de 11,3% de la fuerza laboral y represen­tan entre el 15 – 20% de los ingresos por exporta­ciones del país.

La ganadería no expulsa a los pequeños productores, sino que los incorpora a la cadena productiva, según la ARP. El estrato de productores de ganado en el Paraguay se desglosa en pequeños que abarcan el 85% y poseen menos de 100 cabezas de ganado, y el 15 % restante cuenta con más de 100 cabezas.

CONCENTRACIÓN DE GANADO

La concentración del ga­nado nacional es paradó­jica, ya que el 15% de los grandes productores tiene 1.200.000 a 1.400.000 ca­bezas de ganado, llegando a concentrar el 90% del ganado nacional.

Según datos de la ARP, en promedio, anual­mente 5.500 pequeños tenedores se incorporan a la ganadería. Existen 94.000 pequeños tene­dores de ganado con me­nos de 20 cabezas, para quienes la actividad pe­cuaria se ha convertido en un seguro social.

De esa cantidad de peque­ños tenedores de ganado, 32.000 tienen menos de 5 cabezas y 33.000 tienen de 6 a 10 cabezas.

En este segmento ingre­san solo por la venta de terneros unos 70 millones de dólares por año, monto sustantivo si se tiene en cuenta que los 35.000 pro­ductores de sésamo, por ejemplo, reciben en un año unos 25 millones de dólares. De esta manera, la ganadería se ha constituido por fuerza propia en un se­guro social.

De acuerdo a los datos, en los últimos 5 años se in­crementaron sustantiva­mente las exportaciones de carne y subproductos, y en la misma senda la cantidad de pequeños te­nedores de menos de 20 cabezas pasó de 67.000 a 94.000.

Hay más de 150.000 hatos ganaderos en el país, con 13,9 millones de cabezas de ganado. Éstos se extienden por todo el país con la ex­cepción de la frontera semi árida seca con Bolivia.

Mientras que el 89% de las explotaciones tienen menos de 100 cabezas de ganado, el 11% restante poseen 100 o más anima­les, sumando alrededor del 81% del hato ganadero nacional. Alrededor del 60% del área del país, o 26 millones de hectáreas son aptas para la producción ganadera, la mayoría son pastizales naturales (10,6 m) y bosque nativo (10,0 m), mientras que 5,6 mi­llones son cubiertas con pastos cultivados/mejora­dos, según la ARP.

 

También podría gustarte