Facebook intenta recuperar confianza

Después de perder 90.000 millones de dólares de capitalización por el último escándalo en el que se ha visto envuelta la compañía, Mark Zuckerberg empieza a tomarse en serio la privacidad.
Mark Zuckerberg empezó 2018 prometiendo “arreglar Facebook”. Tres meses después, y tras una de las peores semanas de la historia de la compañía, que ha perdido más de 90.000 millones de dólares de valor de mercado, esa tarea es más urgente que nunca.
Desde la elección de Donald Trump en 2016, el cofundador de Facebook ha adoptado una actitud defensiva ante la proliferación de noticias falsas y de anuncios políticos personalizados de su plataforma. Antes de rectificar, el ejecutivo rechazó la insinuación de que el contenido de la red social había influido en las elecciones, diciendo que era una “locura”. Ahora se enfrenta a un importante desafío: recuperar la confianza en la red social.
La noticia de que Cambridge Analytica, la empresa de datos contratada por Trump en la campaña, accedió a los datos de 50 millones de usuarios de Facebook y los utilizó en la campaña electoral de EEUU, ha generado dudas sobre la protección de la intimidad. También ha intensificado los llamamientos de los partidarios de un endurecimiento de la regulación, que podría afectar al modelo de negocio del grupo.
En declaraciones a la CNN la semana pasada, Zuckerberg aseguró que “si en 2004, cuando puse en marcha Facebook, me hubieran dicho que gran parte de mi responsabilidad sería proteger la integridad de las elecciones, no lo habría creído”.
Ante la presión de políticos y reguladores para que testifique, y las bajas de numerosos usuarios, reconoció que la compañía había cometido errores.
PRIVACIDAD
Cambridge Analytica es consciente de que el poder de Facebook reside en sus datos, su presencia y su capacidad para dirigirse a los usuarios de forma tan personalizada. Christopher Wylie, exempleado de la empresa británica, reconoce que se incumplieron las normas de Facebook para obtener los datos de 50 millones de usuarios. La empresa utilizó esa información para crear perfiles que clasifican a los usuarios, para así poder enviar mensajes políticos personalizados.

También podría gustarte