Baja morosidad de los bancos

Tasa llega 3,02%, manteniendo estabilidad

De acuerdo a los datos compilados en el boletín de supervisión financiera publicado por el Banco Central del Paraguay, al cierre del mes de abril la morosidad del sistema bancario fue de 3,02%, lo cual representa una mejora con respecto al mismo mes del año anterior, cuando la morosidad total registrada fue de 3,08%.

La morosidad del sistema tuvo una disminución interanual del 2,08%, pero en términos mensuales tuvo un aumento de 2,97%, pasando de 2,93% al cierre de marzo 2018 a 3,02% en el mes de abril.

Aun así, la morosidad del sistema bancario se mantiene estable, siguiendo una tendencia de leve descenso desde el año anterior.

RANKING

Según los datos proveídos por el BCP, la entidad que registró la mayor morosidad en abril fue el Banco de la Nación Argentina, equivalente a 6,41%. Este valor representa un aumento en la morosidad en comparación al mes de marzo, cuando la misma se registró en 6,1%.

Los créditos para consumo en particular tuvieron un morosidad de 6,14% para el sistema bancario al término de abril, el más alto valor registrado en el mes. El segundo tipo de crédito con mayor morosidad del sistema fue el crédito para la construcción, con un 5,48%.

En tercer lugar se posicionan los créditos para comercio al por menor, con una tasa de morosidad equivalente a 5,16%.

SANEAMIENTO

Asimismo, el boletín estadístico revela un importante saneamiento de la cartera, pues el porcentaje de clientes de créditos de tipo 6 disminuyó en 60,4%.

En abril del 2017 los créditos de deudores tipo 6 eran 3,65% de la cartera. La misma cifra pasó a 1,44% al cierre de abril 2018.

Por su parte, los deudores  de clasificación tipo 1, los más cumplidores con sus pagos, tuvieron un aumento interanual del 17,8%. Estos créditos “buenos” conformaron un 89,3% de la cartera del sistema bancario al término del cuarto mes del año, equivalente a aproximadamente unos US$ 11.297 millones que son pagados a tiempo y en forma.

Asimismo se puede notar una migración de los deudores hacia la clasificación tipo 1, pues el resto de las carteras mostraron importantes disminuciones.

La cartera tipo 1a se redujo en un 52,3% entre abril 2017  y 2018.

La cartera que mostró la mayor disminución fue la de tipo 2, que pasó de 3,41% de los créditos en abril 2017, a 0,92% en el 2018. Esto equivale a una reducción del 73,2%.

También podría gustarte