Menos crecimiento por el apretón financiero

FMI

El Cronista
Argentina

 

El FMI redujo las previsiones de crecimiento de Argentina, debido al ajuste fiscal y el apretón monetario, según el Word Economic Outlook (WEO). También rebajó las expectativas para Brasil e India, en un contexto en que mantuvo el ritmo de actividad global en 3,9%, tanto para 2018 como para 2019, en comparación con lo previsto en abril pasado, aunque alertando sobre el riesgo por el fortalecimiento del dólar y las tensiones comerciales.

El PBI argentino, espera una suba del 0,4% para 2018 (desde 2% en abril pasado) y 1,5% para 2019 (desde 3,2%), según los documentos de la solicitud del stand-by en curso.

Para el PBI de Brasil, espera que crezca 1,8 y 2,5%, en 2018 y 2019. Para México, espera 2,3% y 2,7%, respectivamente.

Las caídas en las previsiones de Argentina y Brasil aportaron a que se redujera la expectativa para América latina, al prever un crecimiento “modesto” de 1,6% en 2018 (-0,4 puntos) y 2,6% en 2019 (-0,2 puntos).

“Si bien los precios más altos de los productos básicos continúan brindando apoyo a los exportadores de productos básicos en la región, la moderada perspectiva en comparación con abril refleja perspectivas más difíciles para las economías clave, debido a las condiciones financieras más estrictas y al ajuste de política necesario; los efectos persistentes de las huelgas y la incertidumbre política; y las tensiones comerciales e incertidumbre prolongada en torno a la renegociación del Tlcan y la agenda política del nuevo gobierno”.

“Las perspectivas para Venezuela, que está experimentando un dramático colapso de la actividad y una crisis humanitaria, se revisaron aún más, a pesar del repunte de los precios del petróleo, ya que la producción de petróleo se ha reducido”, agregó.

El informe recuerda que el BCA elevó las tasas de interés “respondiendo a la inflación y las presiones cambiarias (junto con reversiones del flujo de capital en algunos casos)”. Y que el índice de renta variable disminuyó como reflejo de “preocupaciones sobre los desequilibrios” y, en términos más generales, por el aumento del riesgo a una baja. También, que entre febrero y julio el peso argentino se devaluó 20%, ante un fortalecimiento del dólar del 5%, “debido a las preocupaciones sobre los desequilibrios macroeconómicos y financieros.

También podría gustarte