Las prioridades de un paraguayo

Estudio refleja la idiosincrasia moderna

El paraguayo tiene una peculiar forma de percibir la vida, aunque con el paso del tiempo esa idiosincrasia se ha modernizado notablemente.
“Todas las personas, en mayor o menor medida, tenemos sueños, deseamos cosas, aspiramos alcanzar algún objetivo, pero solo algunos trazan metas para alcanzar sus sueños. Los sueños son las cosas que queremos, las metas son los medios para alcanzarlos. No basta soñar, tenemos que accionar”, señaló Josefina Bauer, CEO de la Agencia consultora Nauta.
Bauer inició un estudio de mercado sobre las metas de los paraguayos, y lo denominó “Así Somos los Paraguayos”, buscando presentar la nueva cara del paraguayo moderno.
Los avances en la población, en la cultura, y la tecnología hicieron que el paraguayo también avance. Fueron 800 personas las que participaron del estudio. “La mayoría de los estudios suelen concentrarse solo en Asunción, pero “Así Somos” abarcó varias ciudades del interior del país.

Las marcas no suelen ir al interior porque la demanda suele ser menor que en la capital”, remarcó Bauer. Según el estudio, el 42% de los asuncenos tienen como meta principal salir de viaje, sin embargo, en el interior del país solo un 18 % se enfoca en ello, el resto tiene como prioridad terminar sus estudios. Inclusive 5 de cada 10 jóvenes del interior del país son la primera generación de sus familias que asisten a la universidad.

El estudio también demuestra que la segunda meta para un asunceno es terminar los estudios y la tercera es empezar un emprendimiento.
“Un 80% de las metas de los paraguayos están relacionadas con desembolsos de dinero. Las metas van variando de acuerdo a la edad y el nivel socioeconómico de cada uno, sin embargo 8 de cada 10 paraguayos tienen metas relacionadas con desembolsos de dinero. Existe un 38% de personas que anhelan terminar los estudios, ya sean propios o los de sus hijos y esa respuesta van en aumento en la medida que baja el nivel socioeconómico”, concluyó Bauer.

También podría gustarte