Dinero en circulación disminuyó 4,3%

Desde diciembre 2017, agregado M1 se redujo en US$ 377 millones

Desde diciembre 2017 hasta el mes de agosto del corriente año el dinero circulante en la economía nacional disminuyó 4,3%, indican datos compilados en el anexo estadístico del Banco Central del Paraguay. Este descenso equivale a aproximadamente US$ 377 millones menos en el agregado monetario M1 en comparación al monto registrado al cierre del año pasado.

El M1, agregado monetario que comprende todo el efectivo en circulación (billetes y monedas) más el dinero en las cuentas corrientes de los ciudadanos, pasó de US$ 5.164,2 millones en diciembre 2017 a US$ 4.787,2 millones en agosto 2018, de acuerdo a los últimos datos proveídos por el BCP.

En lo que respecta a la variación del circulante, el M1 se ha disminuido en promedio 0,52% por mes en lo que va del 2018. La única variación mensual positiva del año se dio entre los meses de febrero y marzo, cuando el M1 creció un 4,02%.

Un cambio que es importante analizar es la variación interanual del M1, que se ha ido reduciendo en lo que va del año, pasando de 15,9% en marzo a 8,53% en agosto. En comparación al año pasado, en agosto 2018 el dinero circulante ha crecido en menor intensidad que en agosto 2017, cuando tuvo un aumento del interanual del 16,4%.

Cuando se trata de política monetaria, una disminución del dinero en circulación por parte del BCP puede tener como efecto a corto plazo una baja en el consumo, debido a que hay menos guaraníes en manos del ciudadano promedio.

PERSPECTIVA

Al ser consultado al respecto, Mauricio Larrosa, gerente general de CCR Paraguay, explicó que no puede conectar directamente la disminución del dinero circulante como un factor con un impacto directo sobre el consumo, pero sí puede afirmar que efectivamente el consumo ha bajado después del término del primer semestre del año.

Larrosa comentó en conversación con 5días que el consumo masivo está cayendo, indicando que en el mes de agosto registraron bajas en las compras. “Según nuestros informes, hasta el mes de junio el consumo masivo creció entre 2% y 4%; a partir de julio el cambio fue nulo, y en el mes de agosto se vio una caída de aproximadamente 1,5%”, agregó el gerente de CCR.

Según Larrosa, uno de los factores que pudo haber tirado para abajo el consumo masivo es el clima, que presentó condiciones más extremas que en el 2017. “Este año tuvimos unos junio, julio y agosto muy lluviosos y con picos de frío mayores que en los mismos meses del año pasado”, explicó Larrosa.

El gerente de CCR también explicó que existen otros determinantes sobre la baja del consumo con un impacto más directo que el dinero circulante, como la situación económica de nuestros vecinos y principales socios comerciales. “Tenemos una coyuntura regional que tampoco ayudó”, dijo Larrosa. “No podemos ser inmunes a la situación a de Brasil y Argentina” finalizó.

También podría gustarte