Economía sortea las incertidumbres y los cisnes negros

Paraguay se posiciona como uno de los países con mejor perspectiva del PIB en la región para el 2019, con una suba 3,9% según el Banco Mundial. Incertidumbres y riesgos impredecibles no alteraron crecimiento económico.

Sara Ayala

@saruayala

El Banco Mundial con una posición más conservadora, presentó su informe regional sobre las proyecciones económicas. La perspectiva de crecimiento del PIB para Paraguay es de 3,9% para el 2019, es menor a los 4% que proyectaron para este año.
En el informe hacen hincapié en la coyuntura de Latinoamérica, siendo Brasil y Argentina los focos principales. En resumen, esperan que el PIB en Sudamérica se estanque en el 2018 y aumente un 1,2% en el 2019.
Las cuatro razones poderosas que frenaron el crecimiento de esta parte del continente americano serían: 1) La crisis macroeconómica que comenzó en abril de 2018 en Argentina, 2) la desaceleración del crecimiento en Brasil, 3) el continuo deterioro de la situación económica y social en Venezuela, y 4) un entorno externo que recientemente ha vuelto a empeorar, consistente en el fortalecimiento del dólar norteamericano y las guerras comerciales entre EEUU y China así como algunos países emergentes, como Turquía.
“Esto ha hecho que el escenario optimista de principios de 2018 terminase el tercer trimestre de este año con un crecimiento más bajo en la región, que actualmente se prevé en un 0,6% para todo el año”, expresó el economista Ricardo Rodríguez Silvero.
Y en el mismo sentido considera que “dentro de ese contexto, es casi increíble que el crecimiento de la economía de Paraguay se mantenga entre los más altos de América Latina y que la devaluación de su moneda, el guaraní, en lo que va de 2018, esté por debajo del 8% anual, mientras que la del peso argentino esté cerca del 50% y el real brasileño en torno al 20%. Las proyecciones para los próximos meses y los inicios de 2019 mantienen estas tendencias macro-económicas”.
Por otro lado, para el analista económico Amilcar Ferreira, las perspectivas del Banco Mundial en sus últimas ediciones se mantuvieron conservadoras, y resaltó el trabajo del Banco Central del Paraguay porque logran con más exactitud las proyecciones futuras.
Cree que el ajuste hacia abajo se da por la situación regional, y el crecimiento del 3,9% proyectado para Paraguay, es lo que se le permite pese a la crisis regional.
“El BCP ha tenido una capacidad de predicción mejor que el organismo del Banco Mundial. El Fondo Monetario Internacional se mostró más optimista y se aproxima más al del Banco Central”, explicó.
Esta diferencia según explicó Ferreira sería porque el BCP maneja mejor información específica del mercado.
“Me parece la proyección del BCP es más probable, por el histórico de tener mayor capacidad de predicción”, añadió.
Para Jorge Familiar el vicepresidente del Banco Mundial hay elementos positivos dentro de la región, uno de ellas sería la forma en que se manejan las economías, “se vuelve más sólido a lo largo de los años, los mercados reconocen y le dan tiempo a las economías de Latinoamérica de ajustarse, pero el entorno meten presión y hay que acelerar el paso de los procesos, que deben de hacerse protegiendo a los más vulnerables”.
Así también comentó sobre la utilización de los recursos fiscales, aconseja analizar los gastos públicos, “no se va poder gastar más pero se tendrá que gastar mejor. Siempre se tendrá que ponderar los gastos que ayudan a proteger a los vulnerables y cuales ayudan a incrementar el crecimiento del país”.
Resaltó que la pobreza se redujo por creación de empleo no porque los países gastaron mejor sus recursos. Por eso recomienda que las bases sean fortalecidas con inversión en infraestructura, atraer al sector privado, mejorar el capital humano y crear condiciones para que el sector pueda generar empleos.

También podría gustarte