Arranca el cara a cara de los 20 más poderosos

Inició oficialmente la cumbre de líderes del G20 en Buenos Aires, Argentina, en la que los diversos jefes de Estado convocados participarán de una sesión cerrada, sin asesores ni diplomáticos, para debatir cuestiones de interés internacional, como el estado actual del libre comercio, el uso de nuevas tecnologías para potenciar la educación, y el establecimiento de un futuro alimentario sostenible.
Pero la mayor anticipación está en las reuniones bilaterales que pueden darse o no entre países que actualmente se encuentran enfrentados y de cómo esas conversaciones impactarán sobre las resoluciones finales de la cumbre.
En un cambio radical de planes, el presidente estadounidense Donald Trump anunció a través de su cuenta oficial de twitter canceló su encuentro bilateral con el presidente ruso Vladimir Putín, tan solo minutos después de haber dicho a la prensa que las condiciones eran propicias para sentarse y dialogar en la capital argentina.
Trump dijo, ya desde su avión rumbo a Buenos Aires, que luego de revisar el reporte de la situación de los buques ucranianos apresados por una flotilla rusa en el Mar Negro, decidió que lo mejor para todas las partes involucradas sería suspender la reunión.
“Basado en el hecho de que las naves y los marineros no han regresado a Ucrania desde Rusia, he decidido que sería mejor para todas las partes concernientes cancelar mi reunión previamente agendada en Argentina con el presidente Vladimir Putín. Espero que tengamos una nueva cumbre significativa tan pronto como esta situación se resuelva”, anunció el presidente de los Estados Unidos.
Por otra parte, consultado acerca de la reunión con el líder chino Xi Jinping, Trump dijo antes de partir rumbo al G20 que tiene planes de hacer algo con respecto al gigante asiático, pero que no  está del todo seguro porque ahora mismo tienen ingreso de millones de dólares en forma de aranceles e impuestos. “Estoy dispuesto a llegar a un acuerdo, pero honestamente prefiero el acuero que tenemos ahora”, agregó el líder estadounidense.
MACRI
En la mañana de ayer ya se dio el primer encuentro bilateral en el contexto de la cumbre, cuando Mauricio Macri recibió al primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong. Los mandatarios conversaron en la Quinta de Olivos acerca de reforzar los lazos comerciales entre ambas naciones, aumentando el flujo de turistas hacia Argentina e incrementando la exportación de productos agroindustriales hacia el rico país asiático.
“Queremos aumentar el nivel de cooperación, no solo entre la Argentina y Singapur, sino entre el Mercosur y Asia” dijo el presidente argentino a la prensa.
La segunda reunión bilateral del presidente anfitrión fue con el presidente francés Emmanuel Macron, en la Casa Rosada. En la conferencia de prensa brindada al cierre, Macri se enfocó en el posible acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, diciendo que la afinidad cultural y política de los países involucrados indicaba que dicho trato ya debe salir adelante.
En contrapartida, el mandatario francés declaró que no está de acuerdo que se firmen acuerdos comerciales amplios con potencias que no respetan el acuerdo de París, haciendo referencia indirecta al Brasil. “Sí creo que podemos avanzar hacia una mayor integración de nuestras economías y acompañar nuestros intereses mutuos”, dijo Macron sobre la relación de Argentina con Francia.

También podría gustarte