Gremios protestan contra Macri y el G20

Gobierno se alista para impedir llegada de manifestantes

El Cronista

Argentina

Cristina, Dilma Roussef y el vice de Evo Morales compartirán un foro crítico antes de la semana de protestas contra Trump y demás líderes que llegarán el 30 de noviembre.

Pese a los intentos del Gobierno por descomprimir las calles con la entrega de un bono para los trabajadores del sector privado, y así desarticular el paro planteado para fin de mes por la CGT, el oficialismo no tendrá respiro en los días previos a la llegada de los principales líderes del mundo para la Cumbre de Líderes del G20.

Será la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner la primera en arrojar una piedra contra una cumbre que, desde su confirmación, trae para la izquierda el recuerdo de la Cumbre de las Américas celebrada en 2005 en Mar del Plata y en la cual el eje “bolivariano” de países frustró el intento del entonces presidente norteamericano George W. Bush de crear un área de libre comercio a nivel continental.

Cristina hablará el próximo lunes al mediodía en el primer Foro Mundial de Pensamiento Crítico, celebrado al margen de la octava Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales (Clacso), haciendo una fuerte crítica hacia el capitalismo y el neoliberalismo, a la vez que advertirá una “crisis de las democracias”.

En el mismo foro hablarán la ex presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, y los ex mandatarios del Uruguay, José Mujica, y de Colombia, Ernesto Samper; Álvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia y mano derecha de Evo Morales; y los ex candidatos a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, y del Brasil, Fernando Haddad, derrotados recientemente por Iván Duque y Jair Bolsonaro, respectivamente. También estarán Hugo Yasky (CTA), el nobel Adolfo Pérez Esquivel y Juan Grabois (CTEP).

El miércoles 28 de noviembre tendrá lugar una “cumbre popular” en las puertas del Congreso, en preparación a la concentración y movilización programada para el primer día de la cumbre, el viernes 30, que en la ciudad de Buenos Aires será feriado de manera de evitar la presencia de personas en las zonas.

Habiendo tomado nota de los incidentes ocurridos en la pasada cumbre del G20, en Hamburgo, Alemania, el Gobierno prepara con sigilo un amplio operativo de seguridad para impedir la llegada de los manifestantes a las inmediaciones del Complejo Costa Salguero, donde estarán reunidos los jefes de Estado y de gobierno.

 

También podría gustarte