La 4ta. Revolución Industrial

ABELARDO DE PAULA GOMES JR
PARA MCS

[email protected]

La Industria 4.0 es un término que surge de un proyecto de alta tecnología del Gobierno Alemán, que promueve la digitalización de las fábricas, con la implementación del Internet de las Cosas (IoT) y la toma de decisiones basadas en cantidades ingentes de datos, gracias a técnicas de BIG DATA, lo que permitiría alta flexibilidad para atender la personalización y la producción en masa, incorporando sistemas de auto-configuración. Este nuevo concepto de producción fabril es la base de la 4ta. Revolución Industrial.

UN POCO DE HISTORIA

La 1ra. Revolución Industrial surgió a mediados del siglo XIX con la sustitución de la fuerza física por el motor a vapor, logrando la mecanización de la producción; la 2da. Revolución Industrial, a principios del siglo XX, fue caracterizada por la producción en serie, que se logró gracias a la especialización del trabajo y el ensamblaje en línea, de la mano de Henry Ford; y la 3ra. Revolución Industrial, hacia 1970, estuvo caracterizada por la automatización fabril con la utilización de robots para tareas repetitivas.

Estos hechos generaron gran crecimiento económico gracias a enormes aumentos de productividad; lo que finalmente se tradujo en mayor bienestar; en el año 1785 una persona en el Reino Unido trabajaba unas 62 horas semanales por 1,26 USD/hora, mientras que en el año 2000 trabajó unas 30 horas semanales a un valor 22 veces superior, 28,7 USD/hora. No obstante, en los últimos años, la economía global ha ralentizado su dinamismo y en las últimas décadas, hubo claro declive de la productividad.

Hoy estamos en las puertas de otra revolución productiva, nuevamente de la mano de la manufactura, la cual se basa en nuevas tecnologías que combinan los mundos: físico, biológico y digital para crear nuevos sistemas ciber-físicos. En palabras de Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial y autor del libro “La Cuarta Revolución Industrial”, ésta revolución es fundamentalmente diferente a las anteriores, ya que no cambia lo que hacemos sino que nos cambia a nosotros.

¿Qué es la 4ta. Revolución Industrial y en que se basa?

La 4ta. Revolución Industrial se basa en la aplicación de tecnologías innovadoras a la producción, con lo que se estima se podría lograr un 30% de aumento de productividad. Algunas de estas nuevas tecnologías son: los robots avanzados del tamaño de humanos que pueden programarse para colaborar y realizar tareas complejas no repetitivas; la impresión 3D, que irrumpió con los plásticos y hoy está avanzando hacia los metales; la realidad virtual y aumentada, que tiene numerosas aplicaciones industriales; la computación en la nube; el Internet de las Cosas, que permite la conectividad de los dispositivos a internet; la Inteligencia Artificial, que simula el pensamiento humano y el Big Data que ayuda a mejorar la toma de decisiones.

De la mano de la nueva tecnología viene una revolución de datos, los cuales no solo provienen de los sistemas empresariales, sino que cada vez hay más sensores en los artículos de uso cotidiano, y existe una ingente cantidad de datos de las redes sociales y otras fuentes fuera de las empresas, las cuales se estima que representan alrededor del 90% de la información disponible para analizar, y que deben ser manejadas con herramientas de Big Data.

¿Cuál es el impacto?

Actualmente se estima que solo el 8% de las tareas en las fábricas está automatizada, abarcando solo las más repetitivas y menos complejas y con estas nuevas tecnologías en unos años se podría llegar a automatizar el 25% de las tareas. Esto permitirá aumentar drásticamente la productividad, permitiendo una expansión económica y una mejora en la calidad de vida a nivel mundial como nunca antes se ha visto.
Desde el punto de vista de los consumidores la industria 4.0 implica la personalización masiva, donde ya no importa la producción a escala, sino que lo más importante pasa a ser la proximidad al mercado. Entonces esta nueva revolución podría traer grandes cambios macroeconómicos, con la reubicación de las fábricas a los mercados locales, el redireccionamiento del flujo comercial Este-Oeste hacia flujos regionales y el crecimiento sustentado en el consumo interno y regional en vez del consumo mundial.

¿Cuáles son los peligros y oportunidades?

Si bien existen peligros, entre ellos la potencial pérdida de empleos, vemos que en las revoluciones anteriores más que perderse los mismos se transformaron. Así también, existen importantes temas de seguridad, al estar todo conectado a internet, los riesgos por ataques de hackers aumentan exponencialmente. Si bien, existen industrias que estarían más impactadas por la irrupción ¿o disrupción? de la tecnología, por ejemplo las entidades financieras con las FinTech, el transporte con Uber, los hoteles con AirBnb, todas las empresas y personas estarán impactadas en mayor o menor medida, haciendo que aparezcan nuevas profesiones y desaparezcan las tradicionales. Por ejemplo, las empresas antes invertían valiosos recursos recolectando datos y no había tiempo ni recursos para analizarnos, hoy el almacenamiento en la nube es de bajísimo costo y las empresas deberán invertir sus recursos en analizar los mismos para mejorar la toma de decisiones, con esto se genera la necesidad de un nuevo profesional, con conocimientos de negocios y de herramientas para convertir los datos en conocimientos útiles para la empresa, este es el perfil del Científico de Datos, una de las profesiones más demandada y mejor pagada para los próximos años. ¿Y en Paraguay como nos estamos preparando para estos cambios?. 1 Abelardo de Paula Gomes Jr. es economista, Master en Eco nomía y en Administración de Empresas y especialista en Competitividad, Econometria y Business Intelligence.

También podría gustarte