Cultura y sabor se fusionan en recetas

El arte de endulzar paladares

Por Jacqueline Torres
@jtorresfranco

Verónica Godoy es una de las impulsoras del proyecto Marrasquino Pastelería y cuenta que el negocio inició de una forma particular. “Solo tenía ganas de comer algo realmente delicioso”, señaló.

Fusionando recetas fue creando diversos postres entre ellos los rolls de canela que fueron su principal inspiración y hoy son la especialidad de la casa. Godoy de ascendencia italiana también fusionó esta cultura en su cocina de la que nacen cada día diversos tipos de pasteles, tartas y panificados. “Hago panes italianos, trabajo masas como la ciabatta, focaccia, entre otras, me encanta trabajar con lo que es la fermentación lenta, que la masa tenga más estructura y sabor por ejemplo”, relató.

En Marrasquino también ofrecen productos enfocados a todo tipo de público por lo que la emprendedora comenzó a investigar sobre cómo realizar una gama de propuestas sin lactosa. “Muchos amigos no pueden consumir lácteos, por lo que me puse en la tarea de investigar para poder también ofecerles los mejor”, resaltó.

Canastas navideñas

Desde el negocio actualmente también ofrecen canastas navideñas a los clientes y empresas. Existen distintos combos como los de desayuno, cero lactosa, choco lover, panes y algo más, familiar, y extra grande. Los mismos se pueden encontrar desde G. 114 mil a G. 440 mil.

Desafíos

La propietaria sostuvo que el mayor desafío a la hora de emprender el negocio fue dar a conocer la marca; sin embargo decidió invertir en sus redes sociales lo que logró ser un éxito en sus ventas, también con ayuda de sus amigos y familia. La empresa actualmente funciona de forma online y a través de deliverys.

También podría gustarte