Economía digital y las guerras del futuro

Las ‘guerras’ del futuro van a librarse por el dominio de las tecnologías de avanzada en la nueva revolución industrial, especialmente la inteligencia artificial.

Antes de que sus máximos dirigentes se reunieran para la foto, los banquetes y el espectáculo del teatro Colón, el G20 tuvo sesio­nes previas de construc­ción de agenda. Una de ellas se realizó en Salta, en agosto pasado, de donde emergió un tema que va a tener ocupado al mundo las próximas décadas.

No es la guerra comercial entre EE.UU. y China, el Brexit ni la potencial desintegración de la Unión Europea. Echemos un vistazo al insumo prepa­rado en Salta: “Reducir la brecha digital de género, transformar el gobierno, medir la nueva economía y acelerar el desarrollo de infraestructura digital”.

También “mejorar el acce­so al mercado digital para los consumidores y las empresas, en particular, en los países emergentes, además de comprender el impacto que tienen en el mercado las tecnologías emergentes y los nuevos modelos de negocios, como las plataformas en línea”. Los centros de poder asumen que la eco­nomía digital es un hecho creciente del cual se habla poco y, generalmente, mal. Los expertos convocados por el grupo consideran factores clave la necesidad de “una infraestructura digital eficaz y de calidad, un entorno que respalde la innovación y los marcos reglamentarios adecuados y la promoción del flujo libre de la información, las ideas y el conocimiento”.

En ese campo se van a pelear las batallas del futuro. No en lo político, no en lo comercial ni en lo militar. El analista político argentino Jorge Castro define así el tema: “Las ‘guerras’ van a librarse por el control y el dominio de las tecnologías de avanza­da en la nueva revolución industrial, especialmente la inteligencia artificial, materia en la que China desafía a EE.UU. desde hace cinco años”.

Giro copernicano en las cumbres mundiales y un deber que todo buen líder debiera llevar a su casa como tarea.

También podría gustarte