Paraguay apela a estabilidad para captar inversiones

Por Ken Parks

 

Luego de un año volátil para América Latina y las naciones en desarrollo en general, el nuevo presidente del Banco Central de Paraguay, José Cantero, quiere recordar algunas cosas a los inversionistas globales. El país pequeño, sin litoral y dependiente de la agricultura tiene la inflación bajo control y su economía crece en torno al 4 por ciento. El guaraní se debilitó solo 5,7 por ciento este año, en comparación con la cifra superior a 50 por ciento del peso argentino y el 15 por ciento del real brasileño. La tasa de interés de referencia se ha mantenido estable, en 5,25 por ciento, por más de un año.

Sin embargo, Cantero considera posibles flancos débiles mientras se prepara para posibles contratiempos globales y regionales. Después de ver a Argentina con problemas para aclarar sus políticas monetarias este año, el funcionario recordó cuán importante es la comunicación para un banco central. Ahora se prepara para implementar una nueva estrategia para el ente que puede incluir una menor dependencia de la jerga económica e incluso celebrar reuniones de política monetaria en las provincias para facilitar la discusión con líderes locales, señaló.

“Teniendo en cuenta la experiencia reciente de Argentina, consideramos que la comunicación es clave para anclar” las expectativas inflacionarias, comentó Cantero en una entrevista en Montevideo, donde asistió a una cumbre del bloque comercial regional Mercosur.

El paquete de reformas de Argentina y su ofensiva para estabilizar los desequilibrios económicos se vieron alterados este año debido a la menor demanda de activos de mercados emergentes, las alzas de tasa de interés en EE.UU. y la perspectiva negativa de los inversionistas sobre los déficit de cuenta corriente y comercial del país. La crisis económica motivó al presidente Mauricio Macri a recurrir al Fondo Monetario Internacional para obtener una línea de crédito récord de US$56.000 millones.

Los inversionistas mencionaron la estrategia comunicacional desprolija como uno de los factores desencadenantes de la volatilidad en Argentina, donde por ejemplo Macri pareció anunciar un acuerdo modificado con el FMI antes de que el fondo aceptara celebrar una nueva ronda de negociaciones. El banco central argentino tuvo que elevar la tasa de interés por encima del 60 por ciento este año para demostrar su compromiso en la lucha contra la inflación.

“Paraguay es distinto”

Cantero atribuyó parte de la debilidad del guaraní este año a las filiales locales de multinacionales que compran dólares en medio de los problemas económicos de sus vecinos Argentina y Brasil.

“Nuestra estrategia de comunicación probablemente tiene que ser más rápida en el sentido de ayudar a estas grandes multinacionales a entender que Paraguay es distinto”, planteó. El presidente Mario Abdo Benítez nombró a Cantero, economista, para hacerse cargo del banco central poco antes de comenzar su mandato de cinco años en agosto. El mandatario de 47 años de edad prometió aumentar el gasto en obras públicas, atención médica y educación, respetando las reglas que limitan el déficit fiscal al 1,5 por ciento del producto interno bruto.

Paraguay cuenta con una de las economías de más rápido crecimiento en Sudamérica gracias a las exportaciones de carne de vacuno, soja y productos manufacturados y la demanda estable de los consumidores. Este mes, la autoridad monetaria pronosticó una inflación cercana a 4 por ciento este año y en 2019.

La tasa de referencia del banco central, que se ha mantenido en 5,25 por ciento desde que se recortara en 25 puntos base en agosto de 2017, se encuentra casi en el nivel neutral, afirmó Cantero.

Grado de inversión

Cantero cree que Paraguay puede alcanzar el grado de inversión durante la administración actual si puede ofrecer a los inversionistas “certeza institucional” a través de reformas en las áreas de gasto público y educación. La nación sudamericana fue calificada con BB por por S&P, dos escalones por debajo del grado de inversión, mientras que Fitch y Moody’s lo califican un peldaño más abajo.

“Hace tiempo que nuestros bonos se cotizan como si estuviéramos en grado de inversión”, aseguró Cantero.

Los inversionistas exigen 2,46 puntos porcentuales adicionales en relación con los bonos del Tesoro de EE.UU. para mantener bonos paraguayos, según el índice EMBI Diversified de JPMorgan, lo que ubica al país por debajo de México y en línea con Rusia, ambos con calificaciones de grado de inversión de S&P.

También podría gustarte