Calificación del BNF podría verse afectada

Retiro de fondos públicos causaría contracción de desembolsos

El retiro de los fon­dos públicos del Banco Nacional de Fomento (BNF) tendrá una repercusión sobre las actividades, ma­nifestó ayer Daniel Correa, presidente de la entidad du­rante la presentación de los datos preliminares al cierre del ejercicio 2018, pero aña­dió que el equipo económi­co todavía está evaluando el impacto financiero total.

“El nivel de inversiones que tenemos, así como la cartera puede ser afec­tada”, explicó Correa. “Esto lógicamente pue­de tener algún tipo de implicancia en nuestra calificación”.

El presidente añadió que es­peran que el desplazamien­to de los fondos públicos, que representan aproxima­damente un 48,8% de sus depósitos totales, no tenga impacto sobre los produc­tos financieros vinculados a sectores vulnerables.

En el informe del BNF des­tacan que algunas líneas de crédito con tasas de in­terés de un dígito y hasta el 10% podrían desaparecer a causa de la migración de fondos, o en el mejor de los casos, ser objeto de ajustes de alza de tasas.

DESEMPEÑO

El BNF registró una utili­dad de aproximadamente US$ 43,8 millones al cierre del 2018, lo cual representa un aumento de 26,1% en relación al resultado a di­ciembre 2017.

El presidente del banco se­ñaló que si bien la genera­ción de utilidades no es un objetivo directo de la enti­dad, esto ayuda a compen­sar el impacto que podría tener la salida de fondos públicos, así como brindar mejores tasas de interés en el futuro.

“El banco público debe te­ner siempre los productos financieros de mejores con­diciones, y eso tiene que ver con las tasas de interés”, recalcó Correa.

INDICADORES

El presidente indicó que el nivel de morosidad del BNF al cerró del año en 2,78%, muy similar al promedio del mercado (2,65% a no­viembre 2018), mientras que la liquidez se encuen­tra en 1,01% por debajo de la media del sistema de 1,05.

La solvencia del BNF es de 33,6%, ampliamente su­perior a la media de 17,8%, debido al nivel patrimonial del banco, dijo Correa. Por su parte, la rentabilidad del activo (ROA) es de 2,7%, mientras que la rentabili­dad patrimonial (ROE) es de 18,8%.

BALANCE

Los activos del BNF crecie­ron un 17,2% entre el 2017 y el 2018, llegando a los US$ 1.730 millones.

Por su parte, la cartera vigente de créditos de la entidad incrementó un 55,9% entre diciembre 2017 y 2018, alcanzando los US$ 761,6 millones.

También podría gustarte