Dos gallos en un gallinero

Juan Torres – Periodista
@jualtorres

 

Una frase producto del saber popular paraguayo es que “No puede haber dos gallos en un gallinero”. Se refiere a que los liderazgos deben ser claros e incuestionables en sociedades como la nuestra, en las que, lastimosamente, aún muchos esperan que un líder tienda más a la omnipotencia que a la negociación.

 

Tanto el presidente Mario Abdo como Horacio Cartes deben saber, casi instintivamente, que no hay espacio para la coexistencia y que uno de los dos tendrá que eliminar políticamente al otro.

Este axioma es doblemente válido para un partido con dinámicas casi tribales como el Colorado, en el que la tropa sigue cual manada de hienas al macho alfa que les garantice una mejor caza (cargos, acceso al presupuesto público y posibilidad de ser elegidos o continuar en un cargo )

 

El éxodo masivo de dirigentes de Honor Colorado forma parte de una estrategia de consolidación de Añetete, que enfrentará su primer gran duelo en las elecciones de la ANR. Si bien la influencia real de la presidencia del partido es hoy casi nula, políticamente sería desastroso para el oficialismo si Cartes o un candidato suyo terminara ganando.

 

Hay una batalla silenciosa pero no por eso menos sangrienta que se está desarrollando en las sombras y la va a ganar quien mueva mejor sus piezas, elija mejor a sus soldados y mantenga la cabeza fría para evitar dar pasos equivocados.

 

Game of Thrones es una de mis series favoritas y recuerdo ahora una frase inolvidable de Cersei Lannister, una de sus personajes: “Cuando jugás el juego de tronos, no hay término medio, ganás o morís”.

 

Y por más atractiva que sea la historia de poder en King´s Landing, no hay nada que se le pueda acercar a la tradición de conspiraciones, traición y hambre de poder en la política paraguaya.

También podría gustarte