En 2018 se despacharon 12,9 millones de bolsas

El rubro de la cons­trucción, a raíz del boom inmobiliario, se ha sustentado de forma importante por medio de los suministros proporcionados a través la industria cementera a nivel nacional.

La Industria Nacional del Cemento (INC), más allá de ser un gran aliado y de mostrar números positivos al finalizar el 2018, no se encuentra en su mejor mo­mento con relación al ren­dimiento y conflictos con el horno parado que, si bien se da para un mejoramiento del sistema interno, retrasa los procesos productivos.

El presidente de la ce­mentera, ingeniero Ja­vier Rodríguez Ferrer, comentó que desde la asunción de su cargo se topó con una serie de grandes desafíos, “no solamente no teníamos stock estratégico de clínker, sino que se dio un quiebre del mismo” imposibilitando los des­pachos pertinentes.

RÉCORD

Sin embargo, la INC fina­lizó el 2018 despachando un total de 12,9 millones de bolsas de cemento. Esta cifra supera a los últimos siete años de despacho y se posiciona como récord histórico.

“Esto marca un nuevo ré­cord de entrega anual que a pesar de los problemas que tuvimos, indica la capaci­dad que tiene la industria de sobreponerse a cualquier momento difícil”, manifes­tó Rodríguez, considerando que recibió la empresa con múltiples quiebres y con un  área técnica en situación bastante compleja. “Lo es­tamos haciendo mediante el trabajo patriótico, hones­to y transparente llevando la Industria de nuevo hacia arriba con mucha veloci­dad”, sentenció.

En el 2017 fueron entre­gadas 12.703.486 de bol­sas y en el 2016 se alcan­zó un total de 12.659.924. En el 2015 y el 2014, respectivamente, se despacharon 12.257.304 y 11.294.282, según el último informe emitido desde la propia INC.

AHORRO EN CLÍNKER

En estos tres meses se ad­quirió el cemento, median­te la gestión administrativa, a un monto sumamente bajo. “Hemos hecho la pre­visión y realizamos una re­serva de clínker (principal componente del cemento Portland) en la línea de producción para poder se­guir produciéndo cemento aun y con el horno parado; la adquisición de clínker se dio a uno de los precios más bajos en la historia de la cementera”, indicó Rodrí­guez.

Mediante el proceso de contratación por vía de la excepción, la compra de 36 mil toneladas de clínker se dio a US$ 88 por tonelada. Esto gene­ró el ahorro de US$ 522 mil en comparación con la última adquisición de la materia prima en ene­ro del 2018, cuyo precio fue de US$ 103 por tone­lada.

Rodríguez, enfatizó que lo resaltante del proceso de compra es la condición de pago al proveedor considerado único, en el sentido de obtener condiciones óptimas de pago a crédito de 120 días sin necesidad de presentar intereses o al­gún tipo de garantía. “Esto demuestra la credibilidad y la cara que hoy tiene la INC con la nueva administra­ción y el Gobierno. Los pro­veedores se animan a en­tregar mercaderías a buen precio y a tiempo”, indicó.

EJECUCIÓN DEL PAC

El informe de gestión seña­la también que, en los últi­mos tres meses -octubre a diciembre- del pasado año, se adjudicaron 41 llamados a licitación, equivalentes al 45% de la Programación Anual de Contrataciones (PAC) del 2018, lo que marca la intensidad de los trabajos llevados adelante para bus­car el sostenimiento de la cementera nacional.

PROYECCIÓN

El material afirma que en base a casi 13 millones de bolsas de cemento Vallemi despachadas; un ahorro de US$ 522 mil en compra de clínker; el 45% de la progra­mación de contrataciones ejecutado en los últimos tres meses del 2018 y, la puesta al día con la deuda a proveedores con 1,5 mi­llones de bolsas saldadas, la INC se proyecta a una recapitalización y fortale­cimiento para el presente año.

“Vamos a volver a hacer la INC muy fuerte. De hecho, tiene un potencial enorme y la vamos a volver a poner en su lugar con fortaleza, mer­cado, despachos crecientes mensual y anualmente. Ese es el camino; es trabajar con los intereses de la industria al frente y no subordinados a los intereses externos”, concluyó el titular.

También podría gustarte