Habilitan espacio en las alturas y con vista al lago

San Bernardino cuenta con nuevo restaurante gourmet

Por Karen Martínez
[email protected]

El 2019 se inicia con la apertura oficial del nuevo restaurante Sur, Cocina de Cordillera en las alturas de San Bernardino.

El nuevo local nació de la mano de las empresas Táva Glamping, Grupo Cruz, Maikena y Mandíbula. El nuevo proyecto se sitúa en las instalaciones de Táva. “Los primeros días los vivimos con un lleno total”, menciona José Castro Mendivil, chef de cocina de Sur.

En el espacio se puede albergar hasta 48 personas, en donde buscan resaltar cada ingrediente, platillo y receta del menú, destacando los sabores propios de la Cordillera.

En esta primera temporada el chef Castro, autor de la carta, es el principal responsable de que el mundialmente célebre ceviche peruano encuentre en el Paraguay su propia versión de agua dulce, con el protagonismo del “tigre de los ríos”, el surubí.
“En estas técnicas de cocina buscamos seguir levantando la vara de cada degustación de paladar en todos los aspectos. En Asunción se presentan varias opciones en lo que corresponde a comidas internacionales, pero nada se compara a la vista inigualable del lago Ypacaraí y por supuesto, de las técnicas de cocina peruana contemporánea que complementan el Sur con el terroir cordillerano y los pescados de nuestros ríos, dando como resultado a una cocina ad hoc, joven y llena de sorpresas”, expresó Castro Mendivil.

La carta de Sur, Cocina de Cordillera contempla una selección de ceviches y tiraditos con ingredientes regionales, como queso Paraguay de la colonia de Altos, miel de caña de Piribebuy, vegetales de Emboscada y de la huerta del restaurante, pescados de río y carne vacuna, entre otros.

El establecimiento emplea aproximadamente a 40 personas. En un promedio de 2 semanas se logró terminar la edificación del restaurante, ya que el equipo en sí, buscaba arrancar en estas fechas, aprovechando la temporada de verano.

“En Sur, conocemos el recorrido de cada ingrediente y queremos que nuestros invitados sepan de dónde proviene lo que comen. Tenemos el compromiso de ponerle a cada pescado, a cada hortaliza y a cada producto el apellido de su origen”, refirió Juan Carlos Guerrero, representante del Grupo Cruz.

La marca también busca para más adelante poder realizar un tour con los visitantes que se animen a conocer de donde provienen los ingredientes que consumen.

“Estamos comprometidos con el trabajo campesino, pues creemos que en esas manos está la clave de una alimentación más honesta y más respetuosa con el ambiente. Si un tallo cruje entre los dientes del comensal, si un perfume lo conmueve; podemos contarles a nuestros comensales quién lo ha sacado de la tierra”, cerró Maika Rasmussen, directora de Maikena.

También podría gustarte