Nadal pone el ojo en las semifinales

Tiafoe, el joven tenista al que Rafael Na­dal utilizó como ‘spa­rring’ en la edición de Roland Garros 2014, volvió a recibir una lección cinco años después. No era una de las pistas de entrenamientos del Bois de Boulogne sino la Rod Laver Arena de Australia en un partido donde había en juego el billete para las semifi­nales del primer ‘Grand Slam’, informó Marca de España.

Nadal, que se ha instalado ya 30 veces entre los cuatro me­jores, algo que lograron antes Roger Federer (43), Novak Djokovic (34) y Jimmy Con­nors (31), decantó a su favor el duelo generacional gracias a su nueva arma: el servicio.

El balear tan sólo cedió tres puntos al saque en la manga inicial y empezó el segundo asalto sumando los primeros ocho puntos.

Las pocas esperanzas que tenía Tiafoe parecían esfu­marse. Y es que Rafa había encajado dos ‘break’s en todo el torneo, ambos en el debut con James Duckworth y más producto de los nervios del estreno que por la entidad del adversario.

El estadounidense se fabricó dos opciones de rotura en el cuarto juego. Ya había gana­do más puntos al resto que en todo el primer set. Pero no certificó la pequeña vía que le había propiciado Nadal para volver a entrar en el partido.

El campeón de 17 grandes do­minaba desde el fondo de la pista ante un estadounidense que todo lo que arriesgaba lo fallaba. La estadística refleja que al español se le da bien medirse a la escuela estadou­nidense, ya que ha superado los últimos 20 enfrentamien­tos contra ellos, Tiafoe ha sido el último, con un tanteo de 6-3, 6-4 y 6-2.

El próximo encuentro de Nadal es con el griego, Stefa­nos Tsitsipas, mañana 24 de enero.

También podría gustarte