De lo simbólico a lo ridículo

De ninguna manera podemos permitir que se nos “secuestre” de nuevo USD50-100M.

El Financiero
Por Stan Canova
@STANCDV
Analista Financiero

Días atrás el país quedo prácticamente congelado frente a su televisor mirando lo que sucedía en Costa Rica. Creo que es la 1ra vez que el Estado Paraguayo es demandado ante la CIDH (no recuerdo que ni siquiera familiares de víctimas del Operativo Condor lo hayan hecho) pero es la 2da vez que una demanda internacional hacia el país toma estado mediático recor­dando lo que paso con el Caso Gramont.

Lo primero que me viene a la mente es por qué se dejó que la parte demandante llegue a tal etapa procesal sin que el Estado Paraguayo intervenga. El Gobierno de Mario Abdo interviene al minuto noventa como se dice en la jerga futbolera cuando pregunté­monos que hizo el Gobierno anterior o el de Franco ( lo del Gobierno de Lugo me reservo el comentario por razones obvias)

Estas personas que han eludido someterse al proceso judicial por Secuestro de la Sra.

Debernardi osaron en demandar al Estado. Ok, es una estrategia la de un supuesto victimario fungir de víctima, ¿no les parece? Pero es llegar a una ridiculez pretender pedir USD50Millones o USD100Millones en base a una estrategia de minimizar el hecho del secuestro de Debernardi y exaltar la del hecho de un supuesto secuestro a los 2 mismos principales sospechosos.

Recién después de la intervención en el minut0 90” de nuestras autoridades creo que los Jueces de la CIDH tienen más claro el caso. De ninguna manera podemos permitir que se nos “secuestre” de nuevo USD50-100M que lo terminare­mos pagando todos los ciudadanos. Bien por el Gobierno de Mario Abdo y bien por quienes han estado ahí presentes ese jueves para hacer prevalecer la verdad.

No caigamos en ridiculeces y no nos olvidemos de quienes apoyan pasivamente este tipo de atropellos refiriéndome a un grupo político “muy conocido”.

También podría gustarte