¿Qué rumbo tomará la decisión del Brexit?

May quiere renogociar el acuerdo con la Unión Europea

A menos de dos meses de la fecha prevista para el Brexit, la primera ministra británica Theresa May intenta obtener en el Parlamento un plazo suplementario para renegociar el acuerdo de divorcio con la Unión Europea rechazado por los diputados.

Nadie puede decir a ciencia cierta qué derroteros tomará el proceso, pero estos son los principales escenarios:

Renegociar el acuerdo: Para evitar un divorcio brutal, Theresa May intenta reabrir negociaciones con la UE para escribir una nueva versión del acuerdo sobre su punto más conflictivo: el
mecanismo para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda.
Su nuevo plan difiere así poco del acuerdo inicial, pero si lograse salvar el obstáculo del “backstop” podría obtener el respaldo de los diputados euroescépticos conservadores que se habían rebelado contra May y de los unionistas norirlandeses del DUP, aliado clave de la primera ministra. May ha prometido al Parlamento aprobar un acuerdo revisado “tan pronto como sea posible”. Pero hasta ahora ha tropezado con la negativa de Bruselas a renegociar el alcanzado inicialmente.

Los líderes europeos han dicho que sólo están dispuestos a cambiar la “declaración política” que acompaña al tratado de retirada, un texto no vinculante que describe la relación futura entre Londres y los 27.

BREXIT SIN ACUERDO

El rechazo al tratado de retirada negociado por May con Bruselas el 15 de enero deja al Reino Unido sin un acuerdo de divorcio con la UE.

Una salida sin acuerdo, muy temida por la comunidad empresarial, causaría importantes trastornos económicos, pero la primera ministra considera “imposible” descartar este escenario, aunque la mayoría de los parlamentarios se oponen. Ante la cercanía de la fecha prevista, el Brexit podría ser aplazado. Esa podría ser la opción obligada en caso de renegociación, de un segundo referéndum o de elecciones legislativas anticipadas.

Una de las enmiendas presentadas por los diputados busca asimismo obligar al gobierno a pedir un aplazamiento si el 26 de febrero todavía no se ha aprobado un acuerdo, con el fin de evitar una salida brutal.

También podría gustarte