Transición democrática impulsó al país

Presidente del BCP destaca auge económico

“Nada en nues­tra historia como nación se compara al periodo de auge en demo­cracia que estamos expe­rimentando en los últimos 15 años desde el año 2003”, expresó a 5días el presiden­te del Banco Central del Pa­raguay (BCP), José Cantero.

Efectivamente, desde el fin de la dictadura de Stroessner en el año 1989, el Paraguay ha teni­do un crecimiento econó­mico sostenido, pasando de un producto interno bruto (PIB) de US$ 4.487 millones a US$ 40.166 en la actualidad, según los datos de la banca matriz.

“Hemos visto una conso­lidación de la estabilidad macroeconómica, para la cual ha sido fundamental la adopción de políticas como el esquema de metas de inflación de manera ex­perimental desde el 2004 y la adopción formal desde el 2011”, afirmó Miguel Mora, economista jefe del BCP. “Vimos una reducción de los niveles de inflación y de su volatilidad”, remarcó.

Mora agregó que la estabili­dad alcanzada permitió una reducción de las tasas de interés financieras, lo cual impulsó el proceso de ban­carización del país, pasando de niveles entre 15%-20% a 40%-45% a la fecha.

El presidente del BCP seña­ló también que lo valorable de este periodo de auge eco­nómico en democracia es que prácticamente el creci­miento económico ha sido sincronizado, pues todos los sectores de la economía han experimentado creci­miento.

“Es importante resaltar que el sector servicio ha crecido sin ninguna interrupción en este periodo de auge de 15 años”, manifestó Cantero. “Esto comprobaría que los avances económicos que ha experimentado el país bajo un sistema demo­crático se debe a que conta­mos con un sector privado sano y dinámico que está dispuesto a arriesgar su ca­pital en nuestro país”.

El fortalecimiento insti­tucional y la garantía de respeto a los derechos de la propiedad han sido fac­tores importantes que na­cieron durante el periodo de transición, pero Cantero explica que el capital más valorable de la democracia es el diálogo basado en la racionalidad que busca construir consensos para el bien común.

“En mi opinión, en los últimos años nuestra so­ciedad ha ganado capas de consensos económicos muy destacables. En la ac­tualidad probablemente ya no sea un debate si la esta­bilidad macroeconómica es o no importante”, dijo el presidente de la banca matriz, y explicó que en la actualidad el país se en­cuentra en una etapa de ganar consenso social res­pecto a la generación de un ambiente de reglas claras y predecibles.

“Creo que actualmente el mayor desafío que te­nemos como sociedad es lograr un conjunto de con­sensos para convertir este auge en democracia a un desarrollo en democracia, valorando al medio am­biente”, dijo Cantero. “La interrogante es si estamos dispuesto a hacerlo. Yo creo que sí”, finalizó.

También podría gustarte