Crea lápices para sembrar conciencia

Lápices plantables

Juan Martínez Castillo
[email protected]ías.com.py

 

Heidi Kaiser llegó al país a muy temprana edad, y con la crianza de sus padres fue adquiriendo un cariño importante por la naturaleza. Tras vender distintos productos mediante la web, empezó a investigar sobre la deforestación e implementó el proyecto de los lápices plantables.

La emprendedora elabora unos lápices que vienen con semillas incluidas, de manera a ser plantadas cuando terminan de ser utilizadas. Las mismas vienen con distintos alimentos que terminan beneficiando a las personas, y sobre todo a la naturaleza.

Siempre tuvo la conciencia ambiental gracias a sus padres. Ella y su familia son suizos, país donde el medio ambiente es respetado y muy cuidado.

¨Ver cómo se tira la basura a uno le choca. Empecé leyendo sobre deforestación a nivel mundial y encontré esto que se comercializa en México, me pareció una hermosa idea y la compartí en mi perfil personal del Facebook y vi la aceptación que tenía a nivel público, como ya trabajaba en ventas, combiné ambas¨, señaló Kaiser.

En la primera elaboración realizó una inversión de G. 300.000, entre lápices y un pegamento especial e importado. Al inicio los lápices también eran importados, por ser biorgánicos y luego variaron por pedidos de la gente.

¨Mi marido es ingeniero agroindustrial y me asesoró para empezar, me confirmó que era factible; probamos con una plantita de locote y rápidamente tuvo resultados¨, relató Heidi, quien en ese momento recibió la ayuda de su marido aunque por lo general trabaja de manera independiente. ¨En ocasiones en que tengo pedidos grandes si trabajo con mi familia¨, explicó.

El lápiz en sí viene pre-fabricado, con el producto se incluye la cepa en sí, y una tarjeta, además de las instrucciones del producto y la forma de plantar. Todo  es absolutamente degradable. La elaboración por unidad toma un tiempo de 30 minutos, para la preparación lleva más días por el envoltorio y las tarjetas. El costo del producto es de G. 20.000.

En general trabaja con empresas de marketing que la ayudan a distribuir el producto. Recibe pedidos por unidades e incluso de empresas que realizan pedidos más grandes. ¨Noto mucho que madres y padres son los más interesados. Personas que quieren inculcar esta conciencia ambiental, cosa que me encanta. Es lo que hicieron conmigo. También hay empresas que hacen pedidos más grandes para obsequiar a sus empleados¨, dijo Kaiser. En un futuro la emprendedora busca ofrecer esto de manera más grande, a empresas y como regalos, se está contactando con empresas que proveen productos orgánicos y busca generar conciencia ambiental.

También podría gustarte