Juan Guaidó busca la apertura venezolana

Bloomberg

 

Mientras los venezolanos sufren varios días de cortes de electricidad, el líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, dijo que llamará a una “emergencia nacional” este lunes para provocar la ira pública en su intento de derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Aunque lo respaldan Estados Unidos y otros 50 Gobiernos, la influencia de Guaidó es limitada porque no controla al Gobierno ni a los muy influyentes militares. Su plan es aumentar la presión sobre Maduro, de quien dice que robó las elecciones del año pasado y, por lo tanto, carece de legitimidad.

Guaidó enfatizó que no ha pedido una intervención internacional, aunque algunos simpatizantes lo presionan para que lo haga. En cambio, el líder de 35 años hizo otra súplica al Ejército para que abandonara a Maduro, un cambio que casi seguramente lo derrumbaría.

“¿Seguirán escondiendo al dictador?”, preguntó en una conferencia de prensa en Caracas, dirigiéndose al alto mando militar. A todos los soldados, les dijo: “No queremos más cómplices. El momento es ahora”.

Nación caída
Otrora el país más rico de América del Sur, Venezuela ha padecido duramente con Maduro. Sufre la pobreza, la violencia, la hiperinflación, la escasez de alimentos y ahora la peor falta de electricidad de su historia; el apagón comenzó el jueves. Como posible pista del débil poder actual de Maduro, este no ha arrestado a Guaidó a pesar de sus amenazas de hacerlo. En el Hospital Universitario de Caracas, en la capital, María Valor pasó el domingo junto a la cama de su hija de 3 años, golpeada por una rama que le cayó sobre la cabeza.
El rostro de la niña estaba hinchado y anillos de color púrpura rodeaban sus ojos. “Ella no responde”, dijo Valor. “No se sienta y nadie puede decirme qué tiene sin una radiografía”.
Pero no había electricidad, y uno de los dos generadores de energía del hospital se había roto.
No ha habido una explicación independiente de los cortes de energía, aunque muchos venezolanos
sospechan que simplemente forma parte del largo deterioro del país.
El Gobierno de Maduro ha alegado sabotaje cibernético y trató de culpar a Estados Unidos.
El ministro de Defensa, Vladmir Padrino López, dijo el domingo en la televisión estatal que el Gobierno “ha logrado cierto nivel de estabilización” ante la escasez de energía.

También podría gustarte