La tarjeta que nunca llega

Es probable que el sistema de billetaje se instale, pero no sobreviva en el tiempo.

Quaerere verum
Por Jhojhanni Fiorini
@jhojhanni
PERIODISTA

¿Cuántas veces ha escuchado usted que está a punto de implementarse el billetaje electrónico, o inclusive que ya corrió un plan piloto, o que la próxima semana o al siguiente mes será una realidad? Probablemente más de una vez. Sin embargo, el sueño de tener un sistema de cobro con tarjetas parece cada día más lejos, a pesar de los avances.

Ya pasaron casi tres años desde que el Ministerio de Obras Públicas y Comuni­caciones (MOPC) lanzó el plan piloto para la instalación del billetaje electrónico y el sistema sigue sin ser una realidad. En septiembre de 2016 el entonces ministro, Ramón Jiménez Gaona, anunciaba con bombos y platillos la puesta en marcha del plan en tres empresas de transporte.

En aquella oportunidad el mismo aseguró que el sistema iba estar funcionando en un año. En febrero de 2017 César Ruiz Díaz, titular del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), indicó que en marzo de ese año se procedería a la instalación masiva de los validadores y en mayo de 2017 ya se iba a contar con un buen caudal instalado.

Con la llegada del nuevo gobierno encabeza­do por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se anunció que se iba a dar continuidad al proyecto del boleto electróni­co desde el Viceministerio de Transporte, liderado por Pedro Britos. En noviembre de 2018 el discurso de los transportistas era que se aguardaba la firma del decreto reglamentario por parte del Ejecutivo, para la conformación de la Comisión de Billetaje.

Ya se conformó dicha comisión al cierre de 2018, pero el proyecto, sigue siendo eso, un proyecto. Ahora los transportistas afirman que el sistema entrará en funcio­namiento en junio. Pero, nada está dicho, y al igual que otras obras como el Metrobús, puede que incluso se instale el sistema, pero que este no sobreviva en el tiempo.

También podría gustarte