Rusia envía sustento petrolero a Maduro

Bloomberg

 

Rusia llega al rescate justo cuando la estatal petrolera venezolana PDVSA se estaba quedando sin un producto necesario para diluir su crudo y mantener el flujo de las exportaciones, como consecuencia de las sanciones impuestas por EE.UU.

Rosneft Oil Co. PJSC, la compañía con sede en Moscú controlada por el gobierno de Vladimir Putin, ha enviado los primeros cargamentos de nafta pesada a Venezuela desde que EE.UU. impuso sanciones más severas a PDVSA a fines de enero, según informes de embarque y una persona con conocimiento de la situación.

El compuesto se usa para diluir el lodoso crudo venezolano y pueda así pasar a través de las tuberías hacia la costa. Sin este diluyente, el crudo se queda atascado en los campos, sin la refinación que lo convierte en petróleo.

Para el líder asediado de Venezuela, Nicolás Maduro, aliado de Putin desde hace mucho tiempo, los envíos son críticos. Lo ayudarán a frenar, al menos temporalmente, nuevas caídas en la producción de petróleo, lo que a su vez lo fortalecerá para hacer frente a la oposición que intenta derrocar a su régimen autocrático.

La producción de petróleo ya se ha desplomado en dos tercios después de años de mala administración y falta de inversión. Lo poco que queda, alrededor de 1 millón de barriles por día, financia los programas de reparto de alimentos que brindan sustento a una población sumida en la profunda pobreza bajo Maduro.

Sin el dinero para estos programas, el hambre crecerá, y a su vez la presión por expulsar a Maduro.

Aunque más de 50 países, entre ellos Estados Unidos., han reconocido al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela,

Rusia apoya el régimen de Maduro. Rusia promete ayudar a Venezuela a evitar la intervención militar externa, dijo la vicepresidenta del Parlamento, Valentina Matvienko, a Delcy Rodríguez el fin de semana.

También podría gustarte