Un talento que se transmite de generación en generación

Inició un negocio inspirándose en su abuela

Sandra Valinoti heredó el amor por la cocina de su madre y abuela, especialmente ama realizar distintos tipos de dulces y postres. Una noche tuvo un sueño que le otorgó las ganas de emprender con “Madelina Alfajores”.Valinoti comentó que estudió contaduría pública, pero se dio cuenta que no era la carrera ideal para ella. Fue ahí donde decidió instruirse en la gastronomía profesional, lo cual le abrió las puertas para lograr trabajar en Francia, país donde se encontraba antes de decidir emprender en su país natal.

Una vez que volvió a instalarse en el país, se dispuso a comercializar netamente alfajores, nombrando al emprendimiento con el apodo o sobrenombre de su abuela. Indagó, fue creando sabores, y arrancó con aproximadamente 4 a 5 variedades; actualmente ya cuenta con 10.

Algunos de ellos son los clásicos de chocolate negro y blanco con relleno de dulce de leche, frutilla, guayaba, mantequilla de maní y el nuevo sabor moca. Pensando a la vez en las personas que no pueden consumir gluten, sufren de diabetes o bien se encuentran realizando una estricta dieta, ofrece los alfajores sin azúcar con base de avena sin trigo, relleno de maní y dulce de leche. Los mini alfajores personalizados están a Gs. 3.800 c/u o Gs. 320.000 el cien, las cajitas Fit de 12 unidades a Gs. 99.000 y los alfajores tradicionales de 6 unidades a G. 45 mil. La emprendedora explicó que llegó a Paraguay pensando en grande e invirtió alrededor de G. 80 millones, actualmente produce 2.000 unidades al mes y busca seguir creciendo y trabajar con revendedores, de esa forma lograr llegar a más clientes en distintas partes del país.

Realizan delivery y envios al interior.

Teléfono:
(0981) 233 – 828

Redes sociales

Instagram:
@madelinaalfajores

Facebook: Madelina Alfajores

También podría gustarte