¿Cómo entender a tu cuerpo durante el embarazo?

Disminuir dolores luego de las 8 semanas

LISANDRA AGUILAR

[email protected]

Los ejercicios prenatales son una manera eficaz de prepararse físicamente para la llegada del bebé.
A pesar de que en el país aún existen muchos tabúes con respecto a ello, los expertos aseguran que ayudan a las mujeres embarazadas a familiarizarse con las contracciones, fortalecer los músculos, practicar posiciones idóneas para el parto, entre otros beneficios que permiten vivir esta etapa tan importante de una forma saludable.

La Licenciada en Obstetricia y Materno infantil, Rocío González, quien es también instructora de ejercicios prenatales y asesora de lactancia en el Centro PIM Mujer y Vida, explicó que para realizar este tipo de ejercicios, primeramente debe haber una habilitación por parte del ginecólogo de cabecera, en caso de que todo esté bien, se puede comenzar a las 8 semanas dos clases semanales de una hora y media.

Con respecto al tipo de ejercicios que se pueden llevar a cabo en esa etapa, aconseja caminatas de 30 a 40 minutos en el que se trabaja con el piso pélvico. Las madres deben aprender a balancearse con una pelota y luego estos ejercicios se vuelven rítmicos.

“También trabajo especialmente lo que es vulva, periné y zona anal. Se usan pesas de 1kg para fortalecer los brazos, la parte lumbar, torácica y todo lo que sea necesario para sostener al bebé. Por otro lado, se suele hacer yoga porque no solo la mujer se debe preparar físicamente, sino también mentalmente”, aseguró la profesional.

Recomendó además que las futuras mamás deben estar acompañadas para realizar mejor la técnica que consiste en una tela para friccionar la zona cervical y lumbar baja ,sobre todo acentuando la zona sacra, que es donde más duele cuando hay trabajo de parto. “Todo ello va de la mano de una buena hidratación. Les suelo hacer compotas de frutas, les brindó rodajas de piña, naranjas, manzanas, peras, para levantarles el azúcar”, acotó.

BENEFICIOS

La experta agregó que las mujeres que realizan estos ejercicios van al parto preparadas, conocen en qué momento respirar y pausar la respiración, no sienten temor, saben que necesitan cambiar la postura porque van a disminuir los dolores en la zona pélvica. Quienes se prepararon tienen una rápida recuperación. Por otro lado, afirmó que más allá de la parte física, se educan para saber lo que va pasar con su cuerpo, manejar el dolor, conocer en qué momento guardar silencio.

RECOMENDACIONES

Por otra parte, la licenciada señaló que los ejercicios son recomendados tanto para las mujeres que van a tener parto como cesárea. Son necesarios para evitar los prolapsos, las micciones que a veces tienen involuntariamente, se trata de estar bien para que el esfínter esté blando, ayudar a reconfortar y trabajar bien los músculos que sostienen los elevados del ano y la pelvis.

“La preocupación número uno es saber si la mujer está comiendo, qué tal salió su chequeo. Es importante que vaya al mismo ritmo con el que se inscribió a las clases, que no esté anémica y no tenga una patología”, concluyó la especialista

También podría gustarte