“Hablar de reforma es inoportuno”

Recomiendan no subir tasas de ISC

El exministro de Hacienda Manuel Ferreira, calificó de inoportuna la discusión actual sobre el sistema tributario. “El sistema financiero en la medida que pueda llegar a los sectores de menores recursos, va a poder generar un nivel de actividad económica importante, pero acá no hay necesariamente un problema de financiamiento solamente”, expresó. En ese sentido,  indicó que al bajar la tasa de interés el Banco Central del Paraguay (BCP) y al intervenir menos en los mercados cambiarios, se va tener mayor disponibilidad de efectivo y circulante dentro de la economía y eso generará un mayor nivel de actividad económica porque los costos son más bajos.

“Creo que hay alguna comprensión de esto dentro del BCP y están haciendo un trabajo, porque los niveles de intervención del mercado cambiario son menores que los del año pasado y porque ha bajado la tasa de interés, hay aún espacio para políticas monetarias a mi manera de ver, pero tenemos que cambiar otros aspectos también”, sostuvo. Señaló que un problema serio en Paraguay es la expectativa que nos está impactando porque “básicamente todas las cosas de las que hablamos a nivel económico son cosas negativas, concretamente el tema tributario”, dijo.

Comentó que el país se encuentra en un momento donde la situación no está bien, “y al no estar bien la situación la gente grita más, entonces creo que no es muy oportuna la discusión tributaria que se está teniendo, y sobre todo no estamos teniendo muy claras cuáles son las necesidades, el único debate que se ha tenido ha sido sobre equidad”, mencionó. Alegó que la unificación del Impuesto a la Renta de las Empresas (IRE), es un gran logro y que con eso se debería estar conforme. “En esta reforma se le da mucha más importancia a los impuesto directos”, afirmó.

Respecto a las subas en tasas del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), Ferreira manifestó que no se va a tomar menos cerveza o gaseosas con azúcar, sino que se va a consumir los mismos productos de contrabando proveniente de Argentina o Brasil. “Entonces no vas a afectar el consumo, no está cumpliendo el rol que debería”, indicó.

Además, dijo que no se va a recaudar más, porque en realidad estas empresas van a vender menos, y al vender menos, lo único que se conseguirá es generar problemas de ingreso a estas empresas. “Al generar problemas de ingreso, estas empresas tratan de mantener sus márgenes ajustando sus costos”, anunció y afirmó que la forma para una empresa paraguaya para ajustar sus costos es despidiendo gente.

Sostuvo que no es algo teórico, recordó que en el año 2001 pasó una situación similar a esta, “se devalúa el peso 300%, Argentina se abarata y la fábrica de Pepsi se cerró, la fábrica de Coca Cola en Paraguay despidió a 250 personas. Tenemos que aprender de la historia, no es teoría. Si esto fuera una economía cerrada, posiblemente una suba de impuestos desalentaría el consumo, pero no en esta economía tan abierta de manera ilegal encima”, puntualizó. Finalmente recomendó un acuerdo standby con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para desarrollar una serie de políticas públicas que puedan ser implementadas y puedan ser positivas en el largo plazo.


También podría gustarte