Sabores con un toque de historia y tradición

Hermanos ofrecen una variada carta en emblemático barrio

Camila Mongelos

[email protected]

Loma San Jerónimo, uno de los primeros barrios de Asunción, cuenta con una gran variedad de atracciones. Uno de ellos es SanGer, un pequeño resto bar que pertenece a los hermanos Adrián y José Serna.

El local fue inaugurado en el 2018, pero anteriormente los emprendedores ya se habían dedicado al rubro gastronómico. Es por ello que decidieron apostar por habilitar SanGer en su emblemático barrio, debido a la gran concurrencia de turistas y sus coloridas casas que le otorgan un toque especial al ambiente.

Ofrecen una variedad de platos, desde picadas, pizzas, hamburguesas, lomitos y sus principales atracciones son los 8 tipos diferentes del tradicional mbeju. Cuentan con innovadores sabores, uno de los principales atractivos para sus clientes, además de tragos y bebidas.

Los precios son bastante accesibles, ya que cuentan con aperitivos desde G. 7 mil hasta G. 45 mil.

Adrián indicó que tratan siempre de brindar platos nuevos a sus clientes, además de ofrecerles wifi, juegos de mesa y Netflix para que se sientan lo más cómodos posible.

Invirtieron alrededor de G. 90 millones para emprender. Ambientaron el local con varios accesorios de rock, fútbol y una diversidad de libros. “Hoy día estamos muy bien posicionados, seguimos los consejos de los clientes teniendo en cuenta sus sugerencias y halagos. Pusimos las ganas, empeño y sacrificio que hoy día ya dieron frutos, eso nos ayuda a seguir creciendo”, comentaron.

 

METAS
Abrir sucursales es el principal proyecto de los hermanos, incluso quieren expandirse hacia el interior del país. Ambos trabajan en conjunto en el bar ayudándose en la cocina y en la atención al cliente. Actualmente abren de miércoles a viernes desde las 19:00 y fines de semana desde las 14:00. “Lo importante es arriesgarse, muchas veces por el miedo no llegamos a emprender, luego perdemos la oportunidad quedándonos con las ganas de saber que pasaría”, concluyeron.

También podría gustarte