Sube riesgo país de la Argentina

Elecciones inciertas inciden sobre finanzas

El pasado miércoles la tasa de riesgo país de la Argentina aumentó 11%, pasando de 868 a 963 puntos, lo cual refleja una importante aversión a la deuda argentina por parte de los inversores extranjeros. El peso también registró una depreciación alrededor de 5% en la jornada difícil que impactó a los mercados financieros del vecino país.

Martín Tetaz, economista argentino, explicó a la redacción de 5días que la suba del riesgo país es en un 100% un fenómeno político. “Es una crisis de confianza que tiene que ver con que los mercados están descontando ya una probabilidad bastante alta de que vuelva Cristina Fernández de Kirchner al poder en la próximas elecciones”, dijo el economista.

“La prueba de ello es que el bono que tiene vencimiento el año que viene en octubre, el AO20, todavía con el paraguas del Fondo Monetario -que por lo tanto debería tener su pago asegurado- es un bono que está pagando una tasa de retorno del 20% hoy”, manifestó Tetaz. “Esa prima extraordinaria que paga el bono en realidad obedece a que efectivamente el mercado está descontando que no va a ganar el oficialismo, sino la oposición, que de alguna manera va a reestructurar los vencimientos”.

ANÁLISIS

Consultado acerca de las implicancias que tendría esta suba del riesgo país para la economía argentina, el analista financiero Stan Canova señaló que en primera instancia es un shock psicológico para el gobierno y para aquellos que siguen apostando a la mejora de las condiciones macroeconómicas de Argentina.

“Es un activo que la oposición utilizará contra Macri y su equipo económico, haciendo que el nivel de presión por resultados positivos aumente”, dijo Canova. “Las elecciones venideras harán que la percepción internacional esté más sensible respecto a si habrá continuismo o volverá la oposición. Los analistas de JP Morgan ven en este sentido un riesgo político muy alto”.

Las inversiones se basan en gran parte en la percepción de las grandes bancas como JP Morgan, acotó Canova, por lo cual se podría retraer un número importante de capitales que podrían haber anclado en Argentina.

“La volatilidad inflacionaria, de tasas, cambiaria y la de commodities seguirán siendo las cuatro aristas que aún Macri no ha podido controlar”, puntualizó el financiero.

También podría gustarte