¿Disminuirá la tarifa de la ANDE?

Es de suponer que la sociedad toda debería acompañar un proyecto de tamaño beneficio para su economía y ejercer la presión que resulte necesaria para asegurar que no nos roben la posibilidad".

ÑANDE ENERGÍA
Por CARLOS IBARROLA
CONSULTOR EN COMUNICACIÓN
[email protected]

Este miércoles 8 de mayo se trata en la Cámara de Diputados el pro­yecto denominado Ñande Ener­gía, que ya fue aprobado antes en la Cámara de Senadores.

El proyecto Ñande Energía es muy inte­resante puesto que tendrá -en caso de aprobarse- un efecto directo y plausible prácticamente para toda la población. Po­cos proyectos en el parlamento plantean un beneficio tan concreto y a la vez tan incluyente como este.

Históricamente Paraguay se ha des­tacado por tener dos hidroeléctricas importantes como Yacyretá e Itaipú, desde el discurso más conservador y nacionalista hasta el discurso más progresista y revolucionario se basan sobre esta riqueza estratégica impor­tante de nuestro país: la energía. Sin embargo, en la práctica, si consulta­mos a un ciudadano promedio respec­to de las bondades de nuestro país, la energía nunca estará presente, por­que la población no solo no lo siente como una riqueza, sino que lo siente como un déficit. La percepción popu­lar es que la energía eléctrica debería ser mucho más económica de lo que es, además, todos estamos de acuerdo en que el servicio debería de ser mu­cho mejor de lo que nos ofrecen, téc­nicamente hablando así como en su operativa. Los innumerables cortes, las sobrefacturaciones, la mala aten­ción, la demora en la asistencia y mu­chas políticas de la ANDE, hacen que los paraguayos lejos de disfrutar de la energía eléctrica, la padezcan.

A esto hay que sumarle que las hi­droeléctricas históricamente han ga­nado fama de ser un botín político, una percepción difícil de erradicar cuando salen a la luz pública los ostentosos sa­larios que se perciben y el despilfarro irracional de sus fondos en favor de las empresas, instituciones y causas de los amigos de las autoridades de turno. Sin mencionar la superpoblación de funcio­narios, casi en su totalidad empadrona­dos en el partido de gobierno con un sa­lario promedio que supera los 8 salarios mínimos, en conclusión, una realidad que no se compadece con lo que la gente vive diariamente.

En definitiva, las hidroeléctricas, la energía eléctrica, la electricidad y la ANDE son hoy una gran deuda para la gente.

El proyecto Ñande Energía, que se trata este miércoles 8 de mayo en la Cámara de Diputados y que ya obtuvo media sanción en la Cámara de Senadores, declara que la energía eléctrica es un derecho universal del ser humano y en particular de todos los paraguayos, para lo luego proponer cuánto sigue:

Un descuento directo en la tarifa de la ANDE para todos aquellos que consuman hasta 1.500 kw/h/mes, lo que sería 750.000 en guaraníes. Es importante mencionar el alcance del beneficio, puesto que 1.500 kw/h/mes es mucha energía, y afectará no solo al uso domiciliario sino que el sector empresarial y las pymes se verán también beneficiados con este proyecto.

Los descuentos serán escalonados. Exis­tiendo 6 niveles de descuento de acuerdo al consumo. Aquí publicamos la tabla con los descuentos por consumo y su equiva­lente en guaraníes.

Los fondos que se utilizarán para finan­ciar este proyecto son los que hoy se destinan a los Gastos Sociales en ambas hidroeléctricas, Yacyretá e Itaipú, que hoy se destinan para múltiples empresas, instituciones, iniciativas y causas de per­fil social. No obstante, la transparencia y la administración de estos recursos -hoy en día y según la percepción popular- no tienen la transparencia ni el impacto que deberían.

Todos recordaremos que la reducción de la tarifa de la ANDE fue una promesa de campaña del entonces candidato del Parti­do Liberal a la Presidencia de la República: Efraín Alegre, quien de hecho fue quien persistió con este proyecto posterior a las elecciones, esta vez acompañado de otros actores políticos como Salyn Buzarquis, Víctor Ríos, Hugo Richer, Esperanza Mar­tínez, entre otros.

Hace poco hablamos del impacto irrisorio que podría tener el desbloqueo de las listas sábanas en las elecciones nacionales, aún así fue interesante la cantidad de gente que se auto convocó para presionar por la aprobación del proyecto.

El proyecto Ñande Energía -sin embargo- de aprobarse tendrá un impacto impor­tante y directo en la economía personal y familiar de todos los paraguayos, con un gran énfasis en aquellos que conforman el segmento social más vulnerable, ya que contarán con un descuento de 90% en sus tarifas.

Es de suponer que la sociedad toda debería acompañar un proyecto de tamaño bene­ficio para su economía y ejercer la presión que resulte necesaria para asegurar que no nos roben la posibilidad y la gran oportu­nidad de tener -por primera vez en nuestra historia- una razón concreta, real y tangi­ble para celebrar nuestra energía, y sentir que realmente nos pertenece a todos.

También podría gustarte