Integración fluvial

Con la ampliación de Puerto Busch, en 2021 se podría incrementar el movimiento de cargas en la Hidrovía Paraguay- Paraná (HPP).

Por  Juan Carlos Muñoz
Socio
Club de Ejecutivos del Paraguay

Actualmente la producción boliviana se despacha por los puertos de Arica, Iquique y Antofagasta, en Chile; Ilo y Matarani, en Perú; y desde los tres puertos ubicados en el Canal Tamengo, Aguirre, Gravetal y Jennefer, se conecta a la Hidrovía con salida a Nueva Palmira, en Uruguay, y Rosario y Buenos Aires en la Argentina.

Por eso, en su reciente visita a la Argentina el presidente Evo Morales manifestó que la integración fluvial ocupó un lugar central, al punto tal que el presidente Mauricio Macri ofreció bajar las tarifas a la carga boliviana en tránsito por la Argentina para llegar al Atlántico a través de la vía fluvial que recorre más de 3500 kilómetros de longitud, desde puerto Cáceres en Brasil.

El Paraguay apuesta a la complementariedad en la región. Cada país debe apoyarse en sus virtudes, de ahí que en Argentina se destaca la inversión en plantas industriales y servicios portuarios que le permiten absorber producción y contribuir a la integración real.

En importación y exportación, la zona de Puerto Busch tiene un movimiento cercano a los 100 mil teus/año que históricamente se movían por Chile, pero el negocio se fue reconvirtiendo en los últimos años, y Paraguay tomó un rol protagónico en esas operaciones.

Para el centro de Sudamérica la Hidrovía es un cordón fundamental de la logística regional.

Por eso nuestros esfuerzos tienen que ir orientados a que la vía navegable sea realmente una vía eficaz para el progreso.


También podría gustarte