Preocupa la poca acción del Estado

Centro de Importadores espera soluciones concretas

El Centro de Importadores del Paraguay (CIP), manifiestó su preocupación por la actual desaceleración económica que está golpeando fuertemente al mercado laboral, con una notoria caída del consumo.

El titular de la CIP, Neri Giménez, resaltó la situación que está atravesando Ciudad del Este, donde tanto el desempleo así como la caída de las ventas se ha acentuado en mayor escala, y donde impera la necesidad de mantener la competitividad histórica, teniendo en cuenta la próxima instalación de zonas francas brasileñas en ciudades vecinas.

La caída del consumo hace que las importaciones caigan considerablemente y desde la CIP, no observan que haya una medida paliativa por parte del Gobierno.

“Se debe por lo menos hacer un análisis y buscar alternativas para que la economía sea más clara. No somos previsible, sube el dólar, y no hay una acción inmediata de equilibrar eso, tenemos un mercado muy inestable”

Por otro lado subrayó que no se lleva adelante las inversiones que debe realizar los Ministerios, no concluyen acciones en donde se utilice los fondos para que se dé el flujo de dinero que el mercado necesita, de esa forma tratar de paliar la caída del consumo.

REALIDAD

Giménez explicó que esta interiorizado de la situación económica que se vive en la región, que existe una desaceleración económica que incluso se apeligra puestos de trabajo. Pero enfatizó que existen factores para que esta desaceleración no golpee tanto a la ciudadanía. “Una de las tareas debe ser buscar la estabilidad del dólar, propiciar una rápida utilización de los fondos y recuperar la credibilidad de inversores”.

Recordó que hace unos días el Banco Central del Paraguay (BCP) intervino con US$ 15 millones ante la disparada del dólar y automáticamente el dólar bajo 100 puntos, “hay formas pero se debe dar señales, el BCP tiene la capacidad de controlar eso de alguna manera”.

También podría gustarte