Una escuela que busca enseñanza transversal

El club solidario apunta a capacitación integral en finanzas

David Chamorro
@_davidchamorro

Hace dos años el Club Escuela Solidaria (CES) trabaja con niños y adolescentes de zonas carenciadas a nivel país, buscando proveer de enseñanza innovadora, a través de una metodología diferenciada y práctica, con sustento en materiales, un plan de estudios, talleres y actividades varias.

El fundador y gerente Social, Sebastián Da Ponte, en entrevista con nuestro medio, explicó que el club pretende instalar una educación financiera diferente al momento de aprender. “Estamos acostumbrados a que la educación sea mucho más cerrada y teórica, por decirlo de alguna manera, entonces, decidimos replantear el sistema actual apuntando a las matemáticas financieras”, apuntó.

“Cuando hablamos de esto, no solo nos centramos en la administración del dinero sino ahondar en cómo realizar inversiones, cómo se llevan a cabo los ahorros, cambios monetarios, conceptos de divisas, entre otras cuestiones que los chicos van aprendiendo desde la primaria”, subrayó.

PROCESO
Da Ponte mencionó que esta labor la llevan realizando desde 2017 y, los chicos desde temprana edad adquieren conocimientos financieros, respecto del sistema impositivo, la relación entre oferta y demanda, compra y venta de productos/servicios. “La lógica matemática de la escuela tradicional insta a un niño a aprender la suma de dos más dos pero, no aprende en qué momento de la vida debe aplicarse esa operación específica. Por eso, es más importante entender el contexto y la utilidad final de la operación que simplemente aprenderla”, acotó.

Comparando metodología y pedagogía de países nórdicos, el club decidió crear actividades didácticas de acuerdo a la experiencia aprehendida, además de formalizarlo en un plan de estudios institucional, con el fin de que a futuro pueda sustituir al sistema o modelo educativo actual.

Así, un grupo de más de 4.800 voluntarios de diversas profesiones se organiza en jornadas solidarias los fines de semana, en Asunción y Central, para impartir educación no convencional a más de 350 niños por día.

RESULTADO
El fundador indicó que con estas acciones buscan llegar a una revolución educativa y remover el desfasado esquema actual. “La solución a la problemática cultural y educativa no viene por regalar o hacer algo determinado por alguien, sino más bien apuntar a una educación transversal y profunda, donde la persona se pueda desarrollar con aptitudes y capacidades diferentes”, destacó.

Hoy, son más de 50 empresas que apoyan al club de forma económica, con materiales, recursos, servicios, entre otros, beneficiando así a más de 1.150 niños desde su creación y, el objetivo final es llegar a los 83.000 jóvenes, que son los que se encuentran fuera del sistema educativo vigente.

También podría gustarte