Despierta sentidos con el alimento de los dioses

Un tratamiento de 30 a 45 minutos

LISANDRA AGUILAR

[email protected]

Los mexicanos ya preparaban semi­llas de cacao antes de que este fuese introducido en España en el año 1520. En Italia, por su parte, el chocolate se empezó a fabricar en 1606 y en el caso de Fran­cia, su consumo no se generalizó hasta la época del rey Luis XIV.

Dulce, aromático y de­licioso, en pocos años, el chocolate pasó de ser considerado un alimen­to tabú, a convertirse en el preferido de muchas dietas y tratamientos de belleza como la chocola­terapia, una técnica que busca despertar los senti­dos y liberar las tensiones de las personas.

Nilza Rinaldi, propie­taria del spa Nilza Ri­naldi, explicó que “la chocolaterapia se pue­de aplicar en mascari­llas con un efecto anti estrés relajando las tensiones del rostro, estimulando la piel y mejorando su aspecto”.

Esta terapia que dura de 30 a 45 minutos tiene un costo de G. 340 mil en este centro de bienestar.

Los beneficios que apor­ta son muy diversos, es un verdadero placer para el paladar y los sentidos. Cabe mencionar que cuenta con determinadas propiedades vigorizantes que estimulan el buen humor.

“Tiene un gran com­ponente en antioxi­dantes que combaten elementos envejece­dores de la piel, como los radicales libres y la oxidación celular. También mejora la circulación y la cali­dad de los capilares (pequeños vasos san­guíneos de la piel)”, aseguró Rinaldi.

La chocoterapia no solo trae beneficios para la belleza, sino también para el bienestar psíqui­co debido a que produce endorfinas.

“El chocolate ayuda a la eliminación de grasas localizadas y generales, además de eliminar las toxinas y beneficiar la microcirculación cutá­nea, con lo que también atenúa la celulitis”, agre­gó la especialista.

Asimismo, señaló que re­mineraliza la piel por su alto contenido en mag­nesio, potasio y calcio e influye en el estado de ánimo y el sistema ner­vioso a modo de antide­presivo, desestresante y como ansiolítico.

PROCEDIMIENTOS

Hay diversos tipos de tra­tamientos, pero los más comunes son los masajes faciales y corporales.

En el masaje corporal completo se utilizan aceites derivados de esta semilla, actuando como un estupendo relajante y al mismo tiempo como revitalizante de la piel, dejándola tersa, suave y con un perfume muy característico. Este tra­tamiento tiene una du­ración aproximada de 45 minutos.

Otra modalidad de chocolaterapia son las envolturas a base de un mousse especial. Dicha base se extiende alrededor del cuerpo a través de un masaje, tapando la zona trata­da con una manta eléc­trica para favorecer la absorción de sus com­ponentes nutritivos. La duración de este método es de unos 55 minutos aproximada­mente.

Por lo general, la prime­ra parte de este tipo de terapia consiste en una limpieza en profundidad de la piel, seguida de un tratamiento exfoliante o peeling corporal.

PASO A PASO

La razón por la que esto se hace es la de eliminar todas las células muertas y las impurezas de la piel para dejarla preparada para recibir todos los be­neficios del cacao.

Tras la exfoliación, la piel se recubre por comple­to con una máscara de chocolate ligeramente templada.

Es importante destacar que cuanto más puro sea el chocolate base de la cobertura, mayores serán los beneficios de la misma.

Además, la crema puede estar enriquecida con aceite esencial de uva, miel o vitaminas.

Luego de aplicar la cre­ma, se suele recubrir el cuerpo con un plástico, y después tapan al cliente con una manta térmica que permite que salgan las impurezas de la piel y maximiza los beneficios relajantes de la envoltura de chocolate; este proce­so suele durar unos 20 a 30 minutos.

En muchas ocasiones se realiza un masaje rela­jante mientras el cuerpo aún está recubierto de chocolate.


También podría gustarte