Paraguayo cuenta su experiencia en Chernobyl

El escenario de uno de los peores de­sastres nucleares se convirtió en uno de los lugares más concurridos luego del dra­ma producido por HBO, en la que se relata sobre la explosión de uno de los reactores de la Central de Chernobyl en Ucrania en el año 1986.

A raíz del éxito de la mi­niserie, la ciudad Pripyat, donde ocurrió la tragedia, se convirtió en uno de los lugares más visitados en los últimos meses. De he­cho, el paraguayo Gustavo Cuevas que el año pasado visitó la ciudad ucraniana, a continuación nos cuenta su experiencia.

“Fue parte de un tour que hice por Europa y como quedaba de cami­no, decidí ir a Chernobyl a entender un poco que fue lo que pasó durante la explosión, hay tan­tas cosas que aprender en términos culturales y educativos. Primero que nada hay que en­tender que Chernobyl no es un sitio turístico, es una zona militar en donde se debe pedir un permiso para acceder.

Comentó además que exis­ten lugares que se encuen­tran prohibidos para los turistas, así como otros en donde solo se puede llegar por medio de un permiso. “Al sarcófago se puede in­gresar pero con un permiso especial porque ahí es don­de se encuentra la famosa “pata de elefante”, una mez­cla radiactiva de concreto, metales que fue producto de la explosión de aquel momento y eso fue lo que creó ese espacio denomi­nado pata de elefante, que según dicen es el elemen­to más contaminante del planeta, que se encuentra dentro de un sarcófago”, explicó

El portal SoloEast tours ex­plicó que los ingresos de su compañía han aumentado un 30% respecto a mayo de 2018 gracias en gran parte al ‘Chernobyl Tour’, que ofrece a los turistas visitar los lugares que han visto en la exitosa serie.

“Chernobyl es una zona abandonada, la gente fue obligada a abandonar la ciu­dad de Pripyat, las personas que vivían ahí dejaron toda una vida y debieron mudar­se a ciudades aledañas, el accidente ocurrió en Ucra­nia, pero también afectó a Bielorrusia que era parte de la Unión Soviética en ese momento. 

Hay que destacar que en esa época Pripyat era una ciudad modelo, era el sím­bolo estrella de la Unión Soviética, se hablaron de teorías conspirativas, de que los americanos inva­dieron la central nuclear, a unos kilómetros está el radar Duga 3 que fue uno de los radares, hablamos de la época de la guerra fría, este era un radar que tenía un alcance global, la central nuclear alimentaba de energía eléctrica a este gigantesco radar que pesa más de 150 toneladas”, sen­tenció Cuevas.

En cuanto a los costos del tour varían de acuerdo al idioma que se elija, el re­corrido en inglés presenta un costo de US$ 60 por persona, mientras que el tour en español cuesta unos US$ 100 por perso­na.

 

También podría gustarte