Castiglioni asegura que se dio una manipulación política

Altas partes deberán volver a negociar compra de potencia de Itaipú

[email protected]

El excanciller Nacional, Luis Castiglioni, anunció en conferencia de prensa el pasado domingo que, tras reunirse con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el Gobierno paraguayo ha decidido solicitar a sus pares del Brasil una reunión de urgencia para esta semana, a fin de anular el acta bilateral sobre la compra de potencia de energía de la hidroeléctrica binacional, Itaipú.

Indicó que ya se ha puesto en contacto con su similar del Brasil, Ernesto Araújo, a fin de que los equipos técnicos de ambos países vuelvan a sentarse a discutir la contratación de potencia y que esto es posible, dado que si bien se firmó un acta de entendimiento, todavía no se había concretado el contrato entre la Administración Nacional de Electricidad (Ande), Electrobras y la Itaipú Binacional.

“Hacemos una autocrítica y creemos que se ha utilizado esta situación para una manipulación política. El acta bilateral necesita ser anulada y derivar el caso a las partes técnicas. Acá se ha llevado a una lamentable situación de peleas por intereses creados”, dijo Castiglioni ante los medios de prensa desde Mburuvicha Róga (residencia presidencial).

El exministro de Relaciones Exteriores recordó que desde octubre del año pasado se trató de llegar a un acuerdo entre los técnicos de ambas empresas estatales y, ante la imposibilidad, Brasil convocó a las altas partes. “Ahora somos nosotros quienes convocamos por toda la argumentación que tenemos. Hemos hablado con las altas partes de Brasil para reunirnos esta semana”, insistió.

Castiglioni dijo que Paraguay necesita poner todo en orden para que en el momento de hacer valer sus derechos en la renegociación del tratado se pueda sentar a la mesa de negociación “con todas las de la ley”. Agregó que el crecimiento económico llevó al país a naturalmente aumentar el consumo de energía y requería aumentar los niveles de contrato.

Al ser consultado por periodistas sobre si el acta era anulada volveríamos a ser “pillos y peajeros”, como calificó el presidente Abdo Benítez el pasado jueves cuando se conocieron los términos del acta del 24 de mayo, Castiglioni finalizó la rueda de prensa inmediatamente y se retiró.

CONTEXTO
El acta bilateral para la contratación de potencia se firmó el pasado 24 de mayo sin que tuviera conocimiento público su contenido. El firmante por Paraguay fue el exembajador Hugo Saguier, quien esta semana, calificó de “triunfo” el acuerdo, sin embargo, no supo explicar los beneficios del documento para nuestro país.

El expresidente de la Ande, Pedro Ferreira, quien renunció a su cargo por negarse a firmar el acta denunció que el Brasil “presionó financieramente” al Paraguay para refrendar un acuerdo en el que se comprometía a comprar a la empresa paraguaya un mayor porcentaje de energía garantizada, que es más cara, y que le significaría un sobrecosto de US$ 270 millones.

Tras salir a la luz el asunto, se produjeron varias protestas en las calles este fin de semana y el Congreso convocó de urgencia a una sesión extraordinaria de urgencia para crear una Comisión Bicameral de Investigación que exija explicaciones sobre el asunto. Incluso, no se descartaba promover un juicio político al presidente Abdo Benítez, quien este próximo 15 de agosto debería cumplir su primer año de mandato.

Finalmente, el día de ayer en horas de la mañana, el exministro de Relaciones Exteriores, Luis Castiglioni, en conjunto con otras autoridades, puso su cargo a disposición del presidente de la República, quien en horas de la tarde terminó aceptando dicha renuncia.

También podría gustarte