Dejemos de automedicarnos

El uso inadecuado de antibióticos es un grave problema de salud pública

JHOJHANNI FIORINI
@jhojhanni

La automedicación es el uso de medicamentos sin prescripción médica y por decisión de las personas. Esta realidad sucede por la disponibilidad al público de los medicamentos de venta libre o sin receta, estos últimos son muy publicitados en los medios de comunicación. Sin embargo, no solo con medicamentos de venta libre se automedica la gente, también con aquellos que se venden bajo prescripción médica.

Esto es un problema mundial, con una prevalencia de cerca del 60% en la población. Este elevado porcentaje puede ser causado por la escasa cobertura en los servicios sanitarios. Además la educación tiene un papel muy importante para prevenir a las personas de los peligros de consumir los medicamentos sin receta.

Datos de la OMS indican que más del 50% de los medicamentos se prescriben, dispensan o venden de forma inapropiada. Según un estudio hecho por la Universidad de Caaguaazú, que utilizó a la ciudad de Coronel Oviedo como muestra, los fármacos más utilizados son los analgésicos, seguidos por los antigripales. Los motivos más frecuentes de automedicación son: que las personas creen que no siempre es necesario consultar con un médico y la falta de tiempo para ir junto al mismo.

El uso inadecuado de antibióticos es considerado un grave problema de salud pública, pues contribuye al aumento de la resistencia bacteriana que, a su vez, incrementa los gastos y la mortalidad por enfermedades infecciosas. Es urgente tomar conciencia sobre esta práctica poco beneficiosa para la salud en general y dejar de automedicarse.

El Estado y personal de blanco tienen la responsabilidad de interponerse ante esta práctica ya bastante extendida en la población nacional. Se deben promover campañas educativas dirigidas al profesional de la salud y al paciente para crear conciencia y así dejar atrás la automedicación.

También podría gustarte