El contrabando empeora ritmo de venta en sector supermercadista

Supermercadistas hablan de números negativos en todo 2019

LORENA BARRETO
[email protected]

Luego del leve crecimiento registrado el año pasado, el sector su­permercadista es uno de los más golpeados por la coyun­tura que viene arrastrando a diversos sectores de la economía. De acuerdo a Al­berto Sborovsky, presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), y German García, gerente ge­neral de Citymarket, desde el inicio de este año el rubro registra números negativos, asociados principalmente con la recesión y el contra­bando.

Hoy día, ¿cuál sería el impacto monetario del contrabando para el su­permercadismo?
Sborovsky: Las estadís­ticas que se manejan en varios gremios hablan de una informalidad del 40%. En los últimos años hubo una proliferación bastante grande, la diferencia de pre­cios con los demás países es demasiado amplia.

García: Es enorme. Se pro­duce un desajuste en los canales de comercializa­ción, porque las compañías se ven obligadas a bajar los precios y, eso genera un problema de equilibrio en el mercado en general.

Hoy se ven muchas más ofertas en distintas ca­tegorías ¿cómo creció la presencia de la industria nacional en las góndolas?
Sborovsky: En los produc­tos de limpieza hubo un crecimiento importante, en cuidado de ropas. Se ve la aparición de grandes in­dustrias en la categoría de galletitas, con una partici­pación increíble. También crecimiento de pymes na­cionales que tienen un foco en congelados, este seg­mento, pese a que hoy está ralentizado, creció bastante en los últimos años. El cre­cimiento estuvo de la mano de actores locales.

García: Diría que en los productos de almacén, de la  canasta básica, la industria nacional es absolutamen­te líder. En categorías de más tecnología es donde los importados pelean, en cuidado personal. Allí, el avance tecnológico de otras geografías aún no está en la industria nacional, pero de a poco va a ir llegando.

¿Cómo avanza el super­mercadismo hacia las ventas online?
García: En Paraguay es todavía muy incipiente, recién está arrancando en algunas tiendas. Pero sí tenemos que estar prepa­rados porque la tecnología cambia y no te espera. El consumidor cambia al mo­mento que cambia la tec­nología, tanto para ventas online como para pagos electrónicos.

Hace unas semanas vi­mos inconvenientes de los restaurantes con las comisiones de las mar­cas de tarjetas, ¿cuál es su experiencia en este sentido?
Sborovsky: No hubo nin­guna inquietud en nues­tro canal. Nosotros recién tenemos una participación de entre el 15 al 20% más o menos.

García: Es muy baja la par­ticipación. En la medida que el consumo empiece a formalizarse y se incremente el pago electrónico el tema de los fees (tasas) va a ser un tema de discusión, cuando mirás al otro mercado y con­tás la tasa de una tarjeta de crédito en Paraguay se asom­bran un poco. Creo que hoy para el supermercadismo si avanza la utilización de estos medios probablemente de­bamos tener una discusión.

Cuando se da un ajuste del salario, existe el mito de que los supermercados rápidamente elevan sus precios. ¿Cuál es la reali­dad que maneja el sector?
García: Subimos los precios cuando lo ajustan nuestros proveedores. Evidentemen­te ellos hacen un análisis de que su costo está aumentan­do y por eso suben sus pre­cios, nosotros creemos eso. Diría que el canal en general en vez de incrementar már­genes, está perdiendo hace un tiempo atrás.

¿Cuál es el pronóstico para el resto del año?
Sborovsky: No es ningún secreto que este año versus el año pasado en todos los meses los números fue­ron negativos. Sí hubo una retracción del consumo, después de un crecimiento moderado en el 2018, pero sí en el 2019 hubo un freno y no puedo hablar de porcentajes porque varía de acuerdo a la zona y el local.

¿Cómo harán para com­batir el impacto que esto genera?
García: lo que pasa cuando vemos una depresión del consumo es que los retail hacemos más actividadades en las tiendas para atraer al cliente. Eso significa inver­sión. Si esto va a perdurar mucho tiempo es difícil plantearse cómo seguir. Lo que todos tenemos que hacer en esta etapa es ser lo más eficientes posible para que cuando las ventas bajen no perdamos la rentabilidad de los negocios.

La eficiencia es lo que nos puede ayudar a mantener nuestros negocios sanos y debemos basarnos en esa eficiencia. Personalmente, pienso que tenemos que se­guir invirtiendo en el sector, el supermercadismo tiene que seguir avanzando res­pecto a combatir la informa­lidad, y eso se logra abriendo más tiendas y mejorando la experiencia de compra.

Sborovsky: El negocio del retail es muy dinámico. Te­nemos que caminar al lado de los cambios, pero estos ocurren en días, meses o años.

Dejar de invertir o reinven­tarnos, es no ser competiti­vos. Tenemos que ser recep­tores de todo el ecosistema económico. Vamos a seguir invirtiendo.

También podría gustarte