La zeolita, un mineral con enorme poder curativo

El escáner biocuántico detecta los metales pesados en la sangre

La zeolita es un mine­ral que se produce de manera natural y se obtiene debido al pro­ceso volcánico de la interac­ción entre la roca volcánica, ceniza y agua subterránea.

Según evidencias de dife­rentes estudios, las antiguas civilizaciones ya la utilizaban debido a sus poderes curati­vos. En la actualidad se pue­de encontrar zeolita en polvo, bebida o cápsulas.

Constantemente las perso­nas se encuentran rodeadas de toxinas, ya sea por el aire, los alimentos, el agua y los productos domésticos que se utilizan a diario, por ello es de vital importancia limpiar el organismo de manera regular.

La desintoxicación es una de las mejores formas para optimizar el desempeño de los órganos, en todo ello la zeolita cumple un rol fundamental, ya que su forma clinoptilolita pura es muy eficaz en la elimi­nación de metales pesados del cuerpo y otros conta­minantes ambientales.

El doctor Hernán Candia, máster en Medicina Natural de la Universidad de Ciencias Médicas de Cuba, comentó que después de la Segunda Guerra Mundial, la zeolita se utilizó para eliminar los me­tales pesados del cuerpo en Alemania.

“Muy pocos médicos le han prestado importancia, sin embargo, los naturalistas la hemos revivido y estamos utilizando con eficacia”.

El experto recomendó la zeo­lita cliptolinolita micronizada 1 cucharadita en agua 2 veces por día o 3 cápsulas de 500 mg al día.

ESCÁNER

BIOCUÁNTICO

En el centro naturalista “Sa­lud y Belleza”, se trabaja con este metal hace 12 años y es traído de Alemania.

Es importante mencionar que el centro cuenta con el es­cáner biocuántico, un equipo médico de última generación que escanea el cuerpo y brin­da más de 200 análisis, algu­nos de ellos para saber qué vitaminas, minerales o ami­noácidos le faltan al paciente.

El equipo permite saber qué metales pesados hay en la sangre. En Paraguay, según más de 7.000 aná­lisis realizados por el doc­tor, se evidencia mucho plomo en sangre.

“Varios profesionales me han comentado que las cañerías de plástico utilizadas en el sis­tema de agua tienen plomo, incluso muchas personas tienen cañerías metálicas que presentan aún más plomo, elemento también presente en el diésel”.

Asimismo, Candia, quien tam­bién es doctor en Naturopatia PhD de la Universidad de Cam­bridge, aseguró que cada vez hay más contaminación por metales pesados que impactan negativamente en el cuerpo como el mercurio y el arsénico, que pueden llegar a producir cáncer o hasta la muerte, de­pendiendo del nivel de conta­minación. En todo ello ayuda la zeolita.

Finalmente, explicó que en un mundo contaminado, hay que tener en cuenta que el cuerpo es cuasiperfecto, pero requiere del cuidado necesario. Aconse­jó no consumir nada enlatado lleno de químicos, ni comida chatarra y volver a la alimenta­ción tradicional que mantenían los abuelos hace 30 o 40 años.

También podría gustarte