Lucerna: la ciudad del mágico puente medieval

Destino que envuelve con sus paisajes de montaña

Lucerna es una ciu­dad situada en el centro de Suiza, donde la gran ma­yoría habla alemán, pero el idioma principal es el dia­lecto alemán suizo.

Debido a su ubicación a orillas del lago de Lucerna y su desembocadura, en el río Reuss, las vistas de los montes Pilatus y Rigi en los Alpes suizos, hacen de Lu­cerna el lugar perfecto para los turistas que aman el paisaje de montaña. Lucer­na ha sido durante mucho tiempo un destino popular para los turistas. Uno de los monumentos famosos de la ciudad es el Puente de la Capilla (Kapellbrücke), un puente de madera erigido por primera vez en el siglo XIV.

Lucerna es una de las ciudades más atracti­vas de Suiza, compacta y muy conocida por su arquitectura medieval, es muy fácil recorrer­la, cuenta con un casco antiguo y los lugares de interés se encuentran a una corta distancia de la estación central de tren.

PUENTE DE LA CAPILLA KAPELLBRÜCKE

El punto turístico más ca­racterístico de Lucerna es el Kapellbrücke, un puente de madera que atraviesa el río Reuss. Además de ser una de las mayores atrac­ciones turísticas de la ciu­dad, es muy pintoresco, el puente fue construido en el 1333.

El Kapellbrücke fue seve­ramente dañado por un incendio en 1993, pero ha sido completamente re­construido y restaurado. Junto a él se encuentra el Wasserturm, una torre de agua del siglo XIII con más de 34 metros de altura.

Visitar Lucerna durante la primavera sería lo reco­mendable, ya que la ciudad está repleta de flores de distintas especies, ¡un ver­dadero espectáculo!

OLD TOWN

El casco antiguo de Lucer­na conserva muchas casas antiguas de burgueses y pequeñas plazas con fuen­tes. Algunos de los edifi­cios que bordean las calles de piedra están pintados con colores brillantes, lo que le da al Altstadt un ambiente de cuento de hadas.

En el Kornmarkt se en­cuentra el Altes Rathaus, el antiguo ayuntamiento, construido entre los años 1602-1606, es de estilo rena­centista italiano, pero con un techo muy típico suizo.

En la Kapellplatz se en­cuentra la iglesia más antigua de Lucerna, la capilla de San Pedro, construida en 1178, pero renovada a su forma ac­tual en el siglo XVIII.

El casco antiguo es un lu­gar muy lindo para pasear, especialmente si sigues algunas de las calles estre­chas.

MONUMENTO AL LEÓN (LÖWENDENKMAL)

En la plaza Löwenplatz se encuentra el famoso Monumento al León, una enorme figura de un león moribundo tallado en la pared de la roca. Diseñado por el escultor danés Ber­tel Thorwaldsen en 1820, el monumento conmemo­ra la muerte de 26 oficiales y más de 700 soldados de la Guardia Suiza, quienes murieron mientras prote­gían al Rey Luis XVI du­rante el ataque al Palacio de las Tullerías de París durante la Revolución Francesa en 1792.

El monumento conmove­dor es uno de los lugares más populares de Lucerna.

JARDÍN DE LOS GLACIARES DE LUCERNA

En el corazón de Lucerna se encuentra el Jardín Glaciar, es el monumento a la his­toria de la naturaleza y un oasis de paz de la ajetreada vida en Lucerna. Las cue­vas de proporciones asom­brosas atestiguan la última edad de hielo y el hecho de que Lucerna estuvo alguna vez cubierta por glaciares.

MUSEGGMAUER

Junto con el Museggtür­men es un hito de la ciudad de Lucerna, desde ahí se puede contemplar el pai­saje urbano histórico de la ciudad.

Es un muro construido en­tre los años 1350 y 1408, con nueve torres de diferentes estilos. El monumento de 870 metros de largo se cons­truyó en su época como for­tificación del histórico cen­tro de la ciudad. Se puede subir a cuatro de las nueve torres y disfrutar de vistas de la ciudad, del lago y el paisaje.

MONTE PILATUS

Pilatus, también referido a menudo como el Monte Pilatus, es un macizo mon­tañoso que domina en Lu­cerna. Está compuesto por varios picos montañosos, de los cuales el pico Tomlis­horn tiene 2.128 metros de elevación, siendo el de ma­yor altura.

Se puede llegar a la cima con el tren Pilatus, el tren de cremallera más empinado del mundo, que opera de mayo a noviembre (según las condiciones de nieve) y el resto del año con los teleféricos desde Kriens.

Durante el verano, existe un “Viaje de ida y vuelta de oro”, una ruta popular para los turistas, consiste en to­mar un barco desde Lucerna a través del Lago de Lucerna hasta Alpnachstad, subir al tren de cremallera, bajar con los teleféricos y luego tomar un autobús para regresar.

 

También podría gustarte