Paraguay: un problema de proyección y potencia

Eugenia Barthelmess asegura que Brasil fue flexible en el acuerdo

David Chamorro
@_davidchamorro 

Hace algunos días la Agencia Brasil, responsable de difundir noticias gubernamentales brasileñas, compartió una entrevista exclusiva con la embajadora Eugenia Barthelmess, directora del Departamento para América del Sur del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, respecto del impasse actual de Itaipú.

Al no existir un contrato de compra de potencia entre la Administración Nacional de Electricidad (Ande) y la empresa estatal de energía brasileña Eletrobrás, la planta no puede emitir facturas desde principios de año; este es un hecho sin precedentes desde que la hidroeléctrica empezó a funcionar en el 84.

La embajadora mencionó a la Agencia Brasil que el problema puede resolverse mediante un acuerdo técnico entre los dos países, con miras a definir un calendario para la contratación de energía para la represa desde este año hasta el 2022.

PROBLEMÁTICA
El caso es que para llegar aun acuerdo equitativo, es necesario que la Ande se comprometa a contratar la potencia energética -real- que va a utilizar cada año y pague por dicha utilización pero, esto no ha sido así según explicó Barthelmess.

En los últimos años, la Ande subestimó su demanda prevista y, dado que cada vez necesitaba más y más energía que la contratada, pasó a hacer uso de la cuota de compra de Eletrobrás; esta situación se tradujo en problemas financieros.

“En los últimos cuatro años, la energía que Ande compró a Itaipú aumentó un 6,7%, sin embargo, la que realmente utilizó aumentó un 41,4%. Esto condujo a un problema técnico”, detalló la alta funcionaria.

NEGOCIACIÓN
La embajadora explicó que para subsanar esta situación se estableció el Acta Bilateral del pasado 24 de mayo, donde se pretendía evitar que Ande se apropie de energía comprada por Eletrobrás.

“Ese documento buscaba estipular un aumento gradual del volumen de potencia adquirida por Paraguay. ¿Por qué gradual? Porque, si fuera repentino, podría tener un impacto demasiado fuerte en las arcas de Ande”, acotó.

Conforme expresó Barthelmess, presente en las tratativas de compra energética, en el último día de negociaciones la Ande propuso – y Brasil aceptó- un freno del 6% cada vez que se superara el umbral del 12% de compra planteado.

Es decir, en el hipotético caso de superar la demanda en un 15%, 20% o 30%, la ANDE solo pagaría un 12%, más el 6%. “En otras palabras, su gasto nunca superaría el 18%, independientemente del aumento real de consumo. ¿Por qué ANDE pidió esto el último día? Como una forma de preservar sus intereses económicos”, apuntó.

“Paraguay trató de proteger sus intereses y, Brasil flexibilizó sus propios intereses, pues al gobierno brasileño le interesa mantener una relación positiva con Itaipú y con el gobierno paraguayo en conjunto. […] Tenemos un mayor interés en las relaciones bilaterales que en un problema técnico específico en Itaipú”, sentenció.

SECRETISMO
Consultada respecto a la responsabilidad del lado paraguayo en la coyuntura energética, señaló que no podía juzgar los acontecimientos ni la crisis política en Paraguay pero, en relación al documento declaró que hubo una cobertura en la prensa paraguaya que no se correspondía con la naturaleza real del Acta Bilateral.

“Dijeron que hubo una negociación secreta cuando yo nunca participé en ninguna. Con tantos actores y negociadores de cada lado, es difícil imaginar que hubiera alguna negociación secreta”, concluyó Barthelmess.

También podría gustarte